PAKISTÁN | Inquietante desaparición en Suecia del periodista disidente paquistaní Sajid Hussain

0
73

Reporteros Sin Fronteras (RSF) insta a la policía sueca a que haga todo lo posible por encontrar al periodista paquistaní Sajid Hussain que desapareció hace más de un mes en Suecia, país en el que tiene estatus de refugiado político. La organización pide también que se dé prioridad a la hipótesis de que fue secuestrado a instancias de una agencia de inteligencia de Pakistán.

Sajid Hussain, editor del diario digital Balochistan Times, desapareció el 2 de marzo después de subir a un tren en Estocolmo alrededor de las 11:30 con destino a Uppsala, a unos 70 km al norte, donde iba a recoger las llaves de su nueva vivienda y a dejar allí algunos efectos personales.

Nadie ha tenido noticias suyas desde entonces. Su esposa, Shahnaz Baloch, se uniría a él en Uppsala unos días después, tras llegar de Pakistán. La policía sueca ha explicado a RSF que se bajó del tren en Uppsala 45 minutos después de salir de Estocolmo.

“La desaparición de Sajid Hussain resulta preocupante”, afirma Erik Halkjaer, presidente de la sección sueca de Reporteros Sin Fronteras. “Instamos a las autoridades suecas a que tomen en serio su desaparición y la investiguen a fondo. Teniendo en cuenta los recientes ataques y el acoso contra otros periodistas paquistaníes en Europa, no podemos ignorar la posibilidad de que su desaparición esté relacionada con su trabajo”.

Motivos de sospecha

“Todo indica que se trata de una desaparición forzada”, señala Daniel Bastard, jefe del departamento para Asia y el Pacífico de RSF. “Y si nos preguntamos quién estaría interesado en silenciar a un periodista disidente, la primera respuesta tendría que ser: los servicios de inteligencia pakistaníes. En vista de la naturaleza de los artículos publicados por Sajid Hussain, que suelen traspasar las ‘líneas rojas’ impuestas por el estamento militar en Islamabad, y todas las demás razones para sospechar de la inteligencia paquistaní, instamos a la policía sueca a trabajar sobre esta hipótesis. ”

El digital de Hussain, Balochistan Times, dio cuenta de las violaciones de los derechos humanos y otros aspectos de la situación en Baluchistán, una provincia en el suroeste de Pakistán donde varios grupos rebeldes están en activo y donde el ejército tolera solo su propia versión de los acontecimientos, tal como describió RSF en otoño de 2017.

Según la información confidencial obtenida por RSF, existe una lista de disidentes paquistaníes, que ahora son refugiados en otros países, circulando actualmente por Interservicios Inteligencia (ISI), la más poderosa de las agencias de inteligencia de Pakistán.

Aumentan los intentos de intimidación

El bloguero paquistaní Ahmad Waqass Goraya, que vive en un exilio autoimpuesto en los Países Bajos, fue atacado y amenazado el 2 de febrero fuera de su casa de Rotterdam por dos personas que hablaban urdu. “Este ataque se ajusta al modus operandi de las agencias de espionaje paquistaníes”, diría a RSF después. En enero de 2017, Goraya fue secuestrado y torturado en Pakistán durante varias semanas por lo que denominó una “institución gubernamental vinculada al ejército”.

RSF también ha podido establecer que al menos otros dos periodistas pakistaníes con estatus de refugiados en países europeos están siendo presionados por el ISI mediante la intimidación de familiares que aún se encuentran en Pakistán.

El año pasado, la sección sueca de la organización observó un aumento en los intentos de intimidar a periodistas de países con regímenes autoritarios que han optado por exiliarse en Suecia. Entre ellos se cuentan varios periodistas de origen iraní.

Pakistán ocupa el puesto 142, de 180 países, en la Clasificación Mundial de la libertad 2019 que publicó Reporteros Sin Fronteras. Ver también el Informe Anual de la organización.