NICARAGUA | Amenazas de muerte contra el periodista exiliado Gerall Chávez

0
177

El periodista nicaragüense Gerall Chávez, que está exiliado en Costa Rica, ha recibido amenazas de muerte debido por su trabajo informativo. Reporteros Sin Fronteras (RSF) denuncia el clima de odio que sufren los periodistas abiertamente críticos con el gobierno de Daniel Ortega.

“Seguí hablando mierdas que cuando volvás te vamos a cortar la lengua”, decía el texto de una carta anónima que enviaron al periodista Gerall Chávez, exiliado en Costa Rica. La misiva estaba acompañada de un dispositivo USB que contenía un video en el que se simulaba la decapitación del reportero. El propio Chávez dio a conocer el 25 de julio de 2020 en su cuenta de Twitter estas terribles amenazas, que también estaban dirigidas contra su familia aún residente en Nicaragua.

Gerall Chávez, que trabajaba para Vos TV; se fue de Nicaragua a finales de 2018, días después de que detuvieran a sus colegas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau. Víctima de constantes amenazas y de campañas de difamación emprendidas por seguidores del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, se vio obligado a exiliarse en Costa Rica, como muchos otros periodistas que han padecido la fuerte represión gubernamental. Creó el portal de noticias Nicaragua Actual, desde el que continúa informando sobre su país, y en especial, sobre la situación de los exiliados.

“Las nuevas amenazas que afronta Gerall Chávez son muy graves y demuestran que los periodistas que critican abiertamente al gobierno de Daniel Ortega siguen siendo percibidos como enemigos públicos”, señala Emmanuel Colombié, director de la oficina en América Latina de RSF. “Recordamos que el Estado nicaragüense tiene la obligación de proteger a los periodistas que sufren amenazas debido a su labor periodística, así como a sus familias”, añade.

Lamentablemente, el de Gerall Chávez no es un caso aislado. El 27 de julio pasado, la asociación Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) publicó un informe en el que señala que entre el 1 de marzo y el 25 de julio de 2020 registró 351 delitos contra el ejercicio del periodismo independiente en Nicaragua: agresiones físicas, amenazas, acoso, campañas de difamación y procesos judiciales injustificados.

Nicaragua ocupa el puesto 117, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 elaborada por RSF.