MALTA | Primera condena por el asesinato de Daphne Caruana Galizia, primer paso hacia la justicia

0
668

Reporteros Sin Fronteras (RSF) celebra los avances en el caso por el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia en Malta, donde uno de los tres sicarios acusados por el crimen ha sido condenado a 15 años de prisión tras declararse culpable y otros tres hombres han sido detenidos como sospechosos de suministrar la bomba que le quitó la vida a Caruana Galizia. Largamente esperados, estos primeros pasos hacia la justicia revelan la urgente necesidad de esclarecer totalmente este crimen deleznable.

ACTUALIZACIÓN: El 24 de febrero de 2021, cuatro hombres comparecieron en una audiencia judicial a altas horas de la noche en relación con el asesinato de Daphne Caruana Galizia y otros delitos: los hermanos Adrian y Robert Agius, Jamie Vella y George Degiorgio. Los cuatro se declararon “no culpables”. El comisario de policía Angelo Gaffa declaró que creía que todas las personas relacionadas con el asesinato de Caruana Galizia habían sido detenidas. Sin embargo, RSF insiste en que es necesario que todos los autores intelectuales sean identificados y llevados ante la justicia.

El 23 de febrero, un tribunal de Malta condenó a Vincent Muscat a 15 años de prisión y le ordenó pagar 42.000 euros en concepto de costas judiciales después de que se declarara culpable de participar en el asesinato de Daphne Caruana Galizia en octubre de 2017 y de haber colocado la bomba que la mató. Muscat es uno de los tres sicarios acusados que están detenidos desde diciembre de 2017 en relación con el crimen, por el que permanecen bajo custodia los hermanos Alfred y George Degiorgio, que siguen negando su participación.

El mismo día, tres hombres fueron arrestados bajo sospecha de suministrar la bomba utilizada para matar a Caruana Galizia: los hermanos Adrian y Robert Agius, y su cómplice Jamie Vella. Los tres formaban parte del grupo de diez hombres detenidos inicialmente, del 4 de diciembre de 2017, en relación con el asesinato, pero habían sido puestos en libertad sin cargos. También figuraban en el informe de RSF y The Shift News que en octubre de 2018, al cumplirse un año del asesinato, evaluaba los defectos de las autoridades maltesas en el caso.

“Estos últimos acontecimientos representan un atisbo de justicia por el asesinato de Daphne Caruana Galizia; pero este avance ha tardado demasiado en llegar, lo que lleva a preguntase por qué han hecho falta más de tres años para llegar a este punto. Aparte de la condena a Vincent Muscat, aún no se ha juzgado a nadie más por este caso. Ahora es más urgente que nunca que todas las personas implicadas en cualquier aspecto de este horrendo crimen sean identificadas y procesadas con todo el rigor de la ley. RSF sigue plenamente comprometido con la lucha por la plena justicia para Daphne”, señala Rebecca Vincent, directora de campañas internacionales de RSF.

En un comunicado emitido por su abogado, los familiares de la periodista expresan su esperanza de que esta condena lleve a la plena justicia y señalan que el “macabro asesinato de Daphne Caruana Galizia fue premeditado y se podría haber evitado”.

No está claro por qué ha tardado tanto en llegar el repentino avance en el caso de asesinato. Hace dos años, Vincent Muscat solicitó por primera vez un indulto presidencial a cambio de información, una petición que el primer ministro maltés, Robert Abela, acabó por rechazar en enero de 2021. Abela afirma ahora que los últimos acontecimientos indican que “este es un país donde el estado de Derecho prevalece de verdad”, algo que contradice totalmente las conclusiones de organismos internacionales expertos como la Comisión de Venecia y la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

El autor presunto intelectual, Yorgen Fenech, también permanece detenido en relación con el asesinato mientras continúa la recopilación de pruebas en su contra. El intermediario confeso, Melvin Theuma, testificó ante el tribunal por primera vez hace tres semanas. En julio de 2020 fue hospitalizado a causa de las graves heridas (entre ellas un corte en la garganta) que, según la policía, se infligió a sí mismo. La investigación pública independiente sobre el asesinato de Caruana Galizia también continúa examinando pruebas.

Malta ocupa el puesto 81, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF. El asesinato Caruana Galizia en 2017 propició que el país cayera 34 posiciones en la tabla.