RUSIA | Las autoridades deben retirar los cargos contra el responsable de la filtración de vídeos de torturas en las cárceles

0
363
Credit: TV Rain screenshot

Reporteros Sin Fronteras (RSF) muestra su apoyo a Sergey Savelyev, el denunciante que el mes pasado filtró masivamente una serie de videos que evidenciaron maltratos, torturas y abusos sexuales en las cárceles rusas. Tal y como afirma RSF, las autoridades del país deben retirar todos los cargos contra este ciudadano bielorruso, que huyó a Francia, a la vez que la administración francesa debe conceder su solicitud de asilo. 

Las autoridades rusas tienen previsto presentar a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) una notificación de búsqueda internacional de Sergey Savelyev tras incluir a este informático bielorruso en la lista de personas buscadas el 23 de octubre y anunciar su detención en rebeldía“. 

La mayor parte de los cientos de vídeos adquiridos por Savelyev proceden de un hospital penitenciario para detenidos con tuberculosis cerca de la ciudad de Saratov, situada en el sureste de Rusia. Gulagu.net., una ONG rusa especializada en la defensa de los presos y la denuncia de delitos cometidos en las cárceles, anunció a principios de octubre que había recibido por parte de Savelyev 40 gigabytes de vídeos que mostraban torturas y otros abusos en las prisiones del país.

Los vídeos en cuestión han sido publicados en medios de comunicación rusos e internacionales y evidencian alrededor de 500 casos de violencia, incluidas 40 violaciones, por parte de presos contra otros reclusos a petición de los propios funcionarios de prisiones.

“Aunque estas acusaciones no son nuevas, es la primera vez que salen públicamente a la luz vídeos de torturas y abusos sexuales realizados a instancias de la propia administración penitenciaria rusa”, sostiene la responsable de la sección de Europa del Este y Asia Central de RSF, Jeanne Cavelier. “El denunciante debe ser protegido por las impactantes revelaciones sobre el sistema penitenciario. Rogamos a las autoridades rusas que abandonen todo procedimiento contra Sergei Savelyev y pedimos a la administración francesa que le conceda asilo en el país”.

Después de ser detenido en Rusia en 2013 por una acusación de tráfico de drogas que niega, Savelyev fue recluido en el hospital de la cárcel de Saratov para enfermos de tuberculosis, donde fue objeto de violencia. Cuando las autoridades penitenciarias descubrieron sus conocimientos informáticos, lo “contrataron” para supervisar las cámaras de vigilancia del centro a la vez que cumplía su condena. De esta manera, consiguió reunir de forma cautelosa a lo largo de varios años 40 gigabytes de vídeos de torturas que entregó a Gulagu.net tras su liberación. Por temor a las represalias, huyó a Francia a mediados de octubre.

Rusia se encuentra en el puesto 150 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que RSF ha establecido en 2021.