ITALIA | La puesta en libertad anticipada de jefes mafiosos supone nuevas amenazas para los periodistas

0
113

[Actualización del 4 de junio de 2020] 

El periodista Mario De Michele ha reconocido que mintió a las autoridades y a los medios sobre el último ataque del que supuestamente había sido víctima el 4 de mayo de 2020. El 26 de mayo de 2020, declaró en el programa de televisión italiano LE IENE que se había inventado el asalto a su casa. Sin embargo, sostiene que sufrió un ataque el pasado noviembre. A causa de sus declaraciones falsas, actualmente está sometido a una investigación policial. Mientras espera el resultado de la investigación, RSF se disculpa con sus lectores por publicar información errónea.

“Si esto continúa, corremos el riesgo de perder a periodistas locales capaces de publicar información sobre el crimen organizado”, porque el temor a las represalias será demasiado fuerte. Esta advertencia la hace Mario De Michele, director del diario digital CampaniaNotizie.com que cubre noticias de Campania, una región en el suroeste de Italia. El periodista ha confesado a Reporteros Sin Fronteras (RSF) que le preocupa que “se estén desperdiciando los esfuerzos desplegados por el poder judicial y los cuerpos de seguridad durante 20 años”.

En la noche del 4 de mayo, este experto en crimen organizado estaba en casa con su familia cuando el domicilio fue tiroteado. Aunque nadie resultó herido, las balas atravesaron la pared de la cocina. De hecho, el periodista ya estaba bajo protección policial después de que el pasado noviembre escapara milagrosamente de un intento de asesinato organizado por un clan de la mafia local.

Tres días antes, el periodista había presentado una queja por la primera agresión, en la que dos hombres enmascarados que viajaban en una motocicleta golpearon su coche con una barra, lo hicieron salir y lo abofetearon.

Los nuevos atacantes supieron aprovechar los límites del régimen de protección de Mario De Michele. El periodista no pide nada más a las autoridades, cuyas respuestas siempre han sido ” concretas, rápidas y perfectas”, en palabras del propio De Michele. Pero sí quiere poner en guardia a los políticos contra la decisión de liberar a varias docenas de miembros de organizaciones mafiosas con el fin de contener la propagación de la pandemia de coronavirus en las cárceles. La puesta en libertad anticipada resulta en una nueva amenaza contra los periodistas de investigación de Italia.

Los asaltos y amenazas de la mafia contra periodistas son muy comunes en Italia. El 21 de abril por la noche se produjo otro ataque en la localidad calabresa de Corigliano Rossano: fue incendiado el auto de Fabio Buonofiglio, director del diario digital Altre Pagine, conocido por sus reportajes sobre el crimen organizado. Se ha abierto una investigación.

Italia está en el puesto 41, de 180 países en la Clasificación Mundial 2020 de la Libertad de Prensa publicada por RSF. Ver también el Informe Anual de la organización.