ISRAEL – PALESTINA | Cuatro años de violencia contra los periodistas palestinos que cubren las protestas de la «Marcha del Retorno»

0
1031

En el cuarto aniversario de la muerte del periodista palestino Ahmed Abu Hussein por la bala de francotirador israelí que lo hirió mortalmente mientras cubría una de las protestas de la «Gran Marcha del Retorno» cerca de la frontera israelí en la Franja de Gaza, Reporteros Sin Fronteras (RSF) anuncia que ha registrado más de 140 violaciones israelíes contra periodistas palestinos desde que comenzaron estas protestas semanales en marzo de 2018.

Hussein murió en el hospital el 25 de abril de 2018 a causa de la herida de bala que sufrió mientras cubría la protesta del 13 de abril. Otro periodista palestino, Yasser Mortaja, murió en el acto por la bala de un francotirador militar israelí mientras cubría la protesta el 6 de abril de 2018.

Las protestas semanales se iniciaron el 30 de marzo de 2018 para denunciar el bloqueo israelí de la Franja de Gaza y exigir el «derecho al retorno» de los refugiados palestinos. Las protestas se han celebrado todos los viernes desde entonces en la Franja de Gaza, e incluso en Cisjordania, y han sido cubiertas sistemáticamente por reporteros sobre el terreno.

Según el recuento de RSF, al menos 144 periodistas palestinos han sido víctimas de disparos con munición real, balas de goma, granadas de aturdimiento o gases lacrimógenos, por parte de soldados o policías israelíes -o de sus golpes de porra- en la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, durante los últimos cuatro años de protestas de la «Gran Marcha del Retorno».

Entre los heridos graves se encuentra Youssef al-Kronz, fotógrafo independiente que fue alcanzado en ambas piernas por los disparos de los soldados israelíes durante la primera protesta, el 30 de marzo de 2018, y tuvo que ser sometido a la amputación parcial de su pierna izquierda.

Dos periodistas quedaron total o parcialmente ciegos de un ojo. Uno fue Yahya Khalid, periodista de la agencia Palestine Today News, cuyo ojo izquierdo fue herido por fragmentos de bala el 19 de octubre de 2018. El otro fue Sami Misran, de Al-Aqsa TV, que quedó ciego en el ojo izquierdo por un fragmento de bala el 13 de julio de 2019.

Ali Jadallah, reportero de la agencia de noticias turca Anadolu, sufrió una grave lesión en la cabeza al ser alcanzado por una bala de goma el 30 de agosto de 2019. Era la tercera vez que era objeto de un ataque desde el inicio de las protestas.

«Los periodistas palestinos siguen corriendo graves riesgos después de cuatro años de cubrir incansablemente las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno cada viernes», declara el área de RSF en Oriente Medio. «Estos reporteros se encuentran atrapados en las medidas represivas utilizadas por las fuerzas de seguridad contra los manifestantes, y a veces resultan heridos, a menudo deliberadamente, cuando sólo van a su trabajo para cubrir los acontecimientos.»

En mayo de 2018, tras las dos muertes y los numerosos heridos, RSF pidió a la Corte Penal Internacional que investigara lo que consideraba crímenes de guerra contra los periodistas palestinos que cubrían las protestas. En marzo de 2021, la entonces fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, anunció que había motivos suficientes para iniciar una investigación oficial. Pero desde entonces no se ha anunciado nada.

Además de la violencia física ejercida por los soldados y la policía israelíes durante las protestas del viernes, RSF ha constatado dos repuntes de violencia contra periodistas palestinos: durante la ofensiva militar en la Franja de Gaza, en mayo de 2021, tras la expulsión de los residentes palestinos en Sheikh Jarrah (Jerusalén Este), y la actual tensión ligada al mes de Ramadán y los enfrentamientos en el Monte del Templo, en Jerusalén Este.

Israel ocupa el puesto 86 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF, mientras que Palestina ocupa el puesto 132.