CAMERÚN | RSF califica de “indecente e inaceptable” la versión oficial sobre la muerte del periodista Samuel Wazizi

0
104

Reporteros Sin Fronteras (RSF) denuncia el falso relato de la muerte del presentador de televisión regional Samuel Wazizi que las autoridades camerunesas han facilitado tras admitir finalmente que murió bajo custodia militar hace diez meses. La organización pide que se lleve a cabo una investigación imparcial e independiente sobre las circunstancias que condujeron a la muerte del periodista pocos días de su detención el pasado agosto.

La declaración firmada por el portavoz de prensa del Ministerio de Defensa que se leyó el 5 de junio en la radiotelevisión estatal CRTV se quedó muy lejos de ofrecer una explicación creíble de cómo murió Wazizi dos semanas después de su detención en Buea, la capital de la región sudoccidental de habla inglesa, en agosto de 2019.

Según La versión oficial, Wazizi murió en un hospital militar de la capital de Camerún, Yaundé, el 17 de agosto de 2019, cuatro días después de haber trasladado allí desde Buea, y su muerte fue el “resultado de una sepsis grave” y no de “ningún acto de tortura”. En la declaración también se afirma que su familia estaba “en estrecho contacto ” con él mientras permanecía en el hospital y que fue “informada “de esta muerte.

Uno de los hermanos de Wazizi contactado por RSF ha negado categóricamente estos hechos y ha explicado que ni los abogados del fallecido ni ningún miembro de la familia tuvo contacto con él después de que los soldados lo sacaran del puesto de policía de Muea, en Buea, el 7 de agosto de 2019. Tampoco fueron informados de su muerte. El hermano del periodista insiste en que Wazizi estaba “en perfecto estado de salud” en el momento de su detención, el 2 de agosto de 2019.

RSF ha visto varias fotos de Wazizi tomadas en Yaundé el 13 de agosto de 2019. Muestran lesiones en un pie, una mano y un hombro, lo que permite pensar que fue torturado en días precedentes, mientras estaba detenido.

Desde su arresto, los abogados de Wazizi han estado pidiendo constantemente acceso a él y preguntando qué cargos se le imputan. Nunca se les informó de que había muerto.

Samuel Wazizi era presentador de Chillen Media Television (CMTV), un canal de Buea. Fue detenido en esa misma ciudad el 2 de agosto de 2019 y estuvo retenido en la comisaría de policía de Muea, un suburbio de Buea, hasta el 7 de agosto, cuando los soldados llegaron y lo llevaron al cuartel general del 21º Batallón de Infantería Motorizada en Buea.

RSF ha confirmado que el abogado de Wazizi, Emmanuel Nkea, fue una de las últimas personas en verlo con vida. El periodista le dijo que su detención estaba relacionada con los comentarios que había hecho en directo criticando la forma en que el gobierno estaba gestionando los disturbios en las regiones de habla inglesa de Camerún. Ninguno de sus abogados y ningún miembro de su familia pudo ponerse en contacto con Wazizi tras esta reunión entre él y Nkea en la comisaría de Muea.

“Las explicaciones proporcionadas por las autoridades camerunesas son ofensivas e inaceptables”, reclama Arnaud Froger, jefe del departamento de RSF para África. “A la familia de Samuel Wazizi nunca le notificaron su muerte. La emoción de su hermano era inconfundible cuando RSF se comunicó con él por teléfono y se dio cuenta de que la información ya era oficial. Las circunstancias de la muerte de este periodista merecen una investigación imparcial e independiente que incluya una autopsia. Estaba bien en el momento de su detención. Dadas las muchas zonas grises y la escasa credibilidad de las explicaciones tardías que se han dado hasta ahora, sólo una investigación adicional y transparente establecerá los hechos”.

Camerún ocupa el puesto 134, de 180 países y territorios, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF, tres puestos menos que en 2019. Ver también el Informe Anual de la organización.