BIRMANIA| Detenido el periodista estadounidense Danny Fenster en la “cárcel de las torturas”

0
237

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide la liberación inmediata e incondicional del periodista estadounidense Danny Fenster, que fue detenido arbitrariamente el lunes 24 de mayo en el Aeropuerto Internacional de Rangún cuando se disponía a abandonar Myanmar. Se encuentra incomunicado en la cárcel de Insein, donde los malos tratos y las torturas a los periodistas son habituales.

 

Las autoridades birmanas detuvieron al director de la revista Frontier Myanmar el lunes por la mañana, sin motivo aparente, antes de embarcar en un vuelo a Estados Unidos para reunirse con su familia. Desde entonces, no se sabe nada de él. Sus compañeros han intentado en vano ponerse en contacto con él y aseguran que se encuentra en la cárcel de Insein, donde muchos periodistas están detenidos desde el golpe de Estado del 1 de febrero.

“La detención arbitraria de Danny Fenster, cuando se dirigía a ver a su familia, y la ausencia de información sobre su estado de salud y las condiciones en que se encuentra en la cárcel de Insein, son inaceptables y extremadamente preocupantes”, ha declarado Pauline Adès-Mével, portavoz de RSF. “Pedimos a las autoridades militares su liberación inmediata e incondicional de la prisión de Insein, que está llena de periodistas detenidos ilegalmente”.

La detención de Danny Fenster es un nuevo golpe para los medios de comunicación independientes. El trabajo de los periodistas de Frontier Myanmar, a los que se unió hace un año, ha sido elogiado por su detallada cobertura de las repercusiones del golpe de Estado y su franca información sobre la Junta. Uno de sus columnistas, Sithu Aung Myint, fue uno de los primeros periodistas incluidos en la lista negra del régimen. Ahora se enfrenta a tres años de prisión por difundir información considerada crítica por el ejército, según ha revelado RSF.

Fenster es el cuarto periodista extranjero encarcelado en los cuatro meses transcurridos desde el golpe de Estado, tras el polaco Robert Bociaga, el japonés Yuki Kitazumi y el también estadounidense Nathan Maung, cofundador de Kamayut Media.

 

Torturados y quemados

Según informaciones de RSF, Maung, que fue detenido el 9 de marzo junto a su compañero Han Thar Nyein, continúa recluido en la cárcel de Insein, la más grande del país, donde es habitual el maltrato a periodistas y opositores políticos.

Ambos han sido sometidos a agresiones físicas durante sus primeras semanas de detención. Los guardias les obligaron a arrodillarse sobre hielo, les golpearon brutalmente y utilizaron cigarrillos encendidos para quemarles el estómago, las nalgas y los muslos, según la información facilitada por sus familias. El periodista Yuki Kitazumi, que salió de la prisión de Insein el 15 de mayo, declaró a su llegada a Japón los numerosos casos de tortura y tratos humillantes que sufrieron sus antiguos compañeros de prisión.

Hasta el 26 de mayo, han sido arrestados 86 periodistas desde la llegada al poder del ejército, el 1 de febrero, de los cuales 49 continúan detenidos.

 

Birmania ocupa el puesto 140 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF para 2021.