BIELORRUSIA | Tres meses de represión contra la prensa: RSF recopila las cifras

0
301

Reporteros Sin Fronteras (RSF) publica las cifras de la represión sin precedentes contra la libertad de prensa y los periodistas que sufre Bielorrusia desde las elecciones presidenciales del 9 de agosto. Cientos de periodistas han sido acosados, arrestados e incluso torturados para evitar así la cobertura de las continuas protestas.

658

RSF ha calculado el total de días que han pasado los periodistas en prisión. Entre todos suman 658 días en los últimos 3 meses. Esto refleja la escala de la represión desde el inicio de las manifestaciones pacíficas pidiendo la marcha del presidente Alexander Lukashenko tras las fraudulentas elecciones del 9 de agosto.

335

Este es el número de detenciones de periodistas que la Asociación Bielorrusa de Periodistas (BAJ, por sus siglas en inglés), colaborador de RSF, ha registrado en los últimos tres meses. Forman parte de las más de 400 violaciones a la libertad de prensa cometidas por la policía. 

16

Actualmente, hay 16 periodistas en prisión. Al menos ocho periodistas fueron detenidos tan solo en la jornada del 8 de noviembre, convirtiéndose este número en un récord de detenciones entre manifestantes. Entre los detenidos está Ian Avseyushkin, corresponsal del periódico suizo Wochenzeitung y reportero de la agencia de noticias BelaPAN. Sigue retenido en Minsk, capital de Bielorrusia.

De 3 días a 3 años

Hasta ahora, la mayoría de los periodistas juzgados han sido condenados a penas de prisión de 3 a 15 días. Pero esas condenas se están haciendo más largas. Tres reporteros del canal de televisión bielorruso en el exilio Belsat –Zmitser Soltan (Buyanau), Zmitser Krauchuk y Artsiom Bahaslauski-, se enfrentan a una posible condena de 3 años de prisión. Fueron detenidos mientras cubrían la manifestación del 1 de noviembre y han sido acusados de “organizar y preparar actividades que constituyen una flagrante violación del orden público”.

60

Al menos 60 periodistas han sido víctimas de violencia grave, maltrato e incluso tortura a manos de la policía en los últimos tres meses. Entre ellos está la periodista de Belsat Alena Dubovik (Scharbinskaya), golpeada con una porra y medio desnuda, durante su detención en agosto. No le dieron comida durante 24 horas y la metieron junto con otras 50 mujeres detenidas en una celda de 12 metros cuadrados prevista para cuatro personas.

Al menos 3 periodistas heridos de bala

De las decenas de periodistas heridos por la policía durante las protestas, al menos dos han recibido impactos de pelotas de goma y a otro le hirió un proyectil de naturaleza desconocida. Natalia Lubneuskaya, periodista del diario digital Nasha Niva, estuvo hospitalizada durante 38 días después de que un policía le disparara a 10 metros de distancia. Emilie van Outeren, reportera holandesa que trabaja para el periódico NRC, e Iryna Arahouskaya, fotoperiodista en Belsat, también fueron heridas por disparos. 

29 de octubre de 2020

Desde este día, Bielorrusia ha cerrado sus fronteras terrestres con la Unión Europea a ciudadanos extranjeros, incluidos los periodistas. El Comité Nacional de la Guardia de Fronteras declaró que el cierre de fronteras tenía como fin detener la propagación de la Covid-19, pero la frontera con Rusia sigue abierta.

Más de 70 acreditaciones invalidadas

El 2 de octubre se les quitó la acreditación a todos los periodistas que trabajan para medios extranjeros con el supuesto objetivo de introducir un procedimiento “más liberal”.  Cinco días después, el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció que ya había recibido más de 70 solicitudes de quince medios de comunicación extranjeros. Aunque el plazo para considerar las solicitudes ya ha pasado, muchos periodistas bielorrusos siguen esperando que se les vuelva a acreditar para poder trabajar legalmente. El Ministerio de Exteriores había anulado previamente las acreditaciones de al menos 17 periodistas, incluida la del corresponsal de RSF, Ilya Kuzniatsou, el 29 de agosto.

1 remisión (a 3 relatores especiales)

RSF ha pedido formalmente a tres relatores especiales de Naciones Unidas que condenen esta represión draconiana y sin precedentes contra los periodistas, así como la censura a los medios de comunicación.

1 informe (con 700 contribuciones)

La represión se ha documentado en un informe de 58 páginas publicado por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa el 5 de noviembre. Después de analizar 700 contribuciones, incluida la de RSF, el relator independiente Wolfgang Benedek concluyó que, entre otros, ha habido violaciones generalizadas de los derechos de los periodistas, los medios de comunicación y el acceso a la información.

1 resolución

En vista de la magnitud de la represión, el Parlamento alemán aprobó una resolución el 4 de noviembre llamando al gobierno federal a que ayudara a los periodistas afectados por la represión en Bielorrusia y que brindara apoyo financiero a los medios de comunicación independientes de Bielorrusia, tanto dentro del país como en el exilio.

Los periodistas siguen haciendo su trabajo para cubrir los hechos, aunque la represión se ha prolongado durante tres meses, y a pesar de que los medios estatales están intensificando su propaganda y las autoridades tomando una línea aún más dura. Uno de estos periodistas, Andreï Vaitovich, con nacionalidad francesa y bielorrusa, ha compartido su experiencia en un vídeo para RSF.

Bielorrusia, gobernada desde 1994 por Lukashenko, reelegido en la primera ronda cada cinco años, ocupa el puesto 153 de los 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.