BIELORRUSIA | RSF denuncia la “voluntad de aniquilar todo periodismo independiente” tras la condena de dos periodistas a dos años de cárcel

0
804

Las periodistas Daria Tchoultsova y Katsiarina Andreyeva han sido condenadas a dos años de prisión por organizar una manifestación que simplemente estaban grabando. Reporteros Sin Fronteras (RSF) denuncia que su juicio fue un simulacro y que la represión en Bielorrusia experimenta un preocupante endurecimiento.

En seis meses de protestas y represión, en Bielorrusia se han dictado alrededor de un centenar de penas de cárcel por la vía administrativa, como máximo de un mes, contra profesionales de los medios de comunicación; pero hasta ahora no se había condenado a periodistas en un juicio penal.

El poder del presidente Lukashenko ha ido un paso más allá este jueves, 18 de febrero al condenar, a dos reporteras del canal independiente Belsat con sede en Polonia – Daria Tchoultsova y Katsiarina Andreyeva (cuyo nombre real es Bakhvalova) a dos años en una colonia penitenciaria de máxima seguridad por “organizar y preparar acciones que vulneran gravemente el orden público”.

Ambas periodistas están acusadas ​​de haber retransmitido en directo una manifestación no autorizada, “utilizando teléfonos móviles, cámaras, trípode y chalecos de prensa “. Fueron detenidas por diez policías el 15 de noviembre en un apartamento desde el que estaban grabando una manifestación en homenaje al activista de oposición Raman Bandarenka, en la denominada “plaza del cambio” de Minsk. Dicho activista murió en circunstancias inexplicables tras su arresto el 12 de noviembre.

Tras una primera sentencia administrativa de siete días de prisión por “participar” en esta manifestación, la policía registró los apartamentos de las dos reporteras y de sus familiares, y después abrió una investigación criminal.

“Este veredicto emitido tras un juicio falso confirma la criminalización del trabajo de los reporteros y el deseo de aniquilar todo el periodismo independiente en el país”, asevera la responsable del departamento de RSF para Europa del Este y Asia Central, Jeanne Cavelier. “La organización recuerda a las autoridades sus compromisos internacionales, incluido el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y les insta a que retiren todos los cargos contra estas periodistas, pongan en libertad de inmediato a todos los que aún están en prisión y cesen las persecuciones”.

Al menos otros siete reporteros permanecen en la cárcel, a la espera de juicio en casos criminales inventados. El que comienza el 19 de febrero puede costarle tres años de prisión a la reportera del medio online Tut.by Katsiarina Barysevitch, veterana periodista que investigó la muerte de Raman Bandarenka y que está acusada de “divulgar secretos médicos”.

Bielorrusia, gobernada por Alexander Lukashenko desde 1994, ocupa el puesto 153 entre 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 publicada por Reporteros Sin Fronteras.