BANGLADESH | Casi matan de una paliza al reportero Shariful Chowdhury por cubrir un caso de corrupción

0
86

Reporteros Sin Fronteras (RSF) hace un llamamiento a las autoridades judiciales de la ciudad de Cumilla, al este de Bangladesh, para garantizar que sean llevados ante la justicia todos los responsables que propinaron una severa paliza al periodista Shariful Chowdhury, aparentemente por orden de un funcionario local.

Shariful Alam Chowdhury, reportero del periódico local Daily Samakal, ha estado a punto de ser asesinado por diez matones que s epresentaron en su casa de Muradnagar, a las afueras de Cumilla y 100 km al este de Dhaka, el 4 de julio en torno al mediodía.

Le arrastraron hacia fuera y le golpearon con barras de acero, machetes y martillos. Al menos siete de ellos se encargaron de romperle los brazos y las piernas por distintas zonas. Después que los agresores se fueran, el periodista fue trasladado a un hospital en la ciudad de Cumilla, donde continúa ingresado y su situación aún no es estable.

Los padres y la hermana de Chowdhury también resultaron heridos cuando intentaron intervenir durante la agresión. El padre se puso en contacto con RSF y aseguró que la paliza se había llevado a cabo a instancias de Shahjahan Mial, presidente de la “union parishad” (UP, consejo de la aldea) en el pueblo de Darera.

“El presidente de la UP estaba enfadado porque mi hijo había publicado un informe sobre su corrupción y nepotismo, y por eso orquestó el ataque”, explicó a RSF. Mial fue detenido la tarde del 4 de julio pero dos días después lo dejaron en libertad bajo fianza.

Perturbador nivel de violencia

“Hacemos un llamamiento a los jueces del tribunal de Cumilla a cargo de este caso para que hagan todo lo posible y garanticen que el instigador de este inaceptable ataque sea juzgado y castigado junto con los autores materiales”, manifestó Daniel Bastard, jefe de la oficina de RSF en Asia-Pacífico. “El nivel de violencia contra los reporteros en Bangladesh está alcanzando niveles preocupantes. Recordamos al gobierno de la presidenta Sheikh Hasina la urgencia de revisar la legislación del país, incluyendo la adopción de un mecanismo de protección de los periodistas”.

RSF y otras cuatro organizaciones internacionales y de Bangladesh que defienden la libertad de informar enviaron una carta abierta al presidente el mes pasado en respuesta al aumento de los ataques a periodistas.

Miembros del grupo paramilitar Bangladesh Ansar atacaron la semana pasada al fotoperiodista Rubel Rashid y destrozaron su cámara cuando trató de fotografiar una pelea entre ellos y las personas que buscaban pruebas de Covid-19 en el Hospital General de Mugda en Dhaka. Joyeeta Roy, otra fotógrafa, huyó de la escena cuando también fue atacada.

Bangladesh ocupa el puesto 151 de 180 países y territorios en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF.