AFGANISTÁN | RSF visita el país y propone “acciones urgentes” para proteger a sus periodistas

0
450

Durante una visita de diez días a Afganistán a finales de julio, Reporteros Sin Fronteras (RSF) propuso “acciones urgentes” para proteger a sus periodistas y permitirles seguir trabajando de forma segura, mientras las fuerzas de la OTAN/ISAF se preparan para completar su retirada el próximo mes. La ocupación talibán de gran parte del país supone una amenaza sin precedentes para los periodistas y medios de comunicación independientes.

Las propuestas de RSF fueron acogidas favorablemente por las asociaciones de periodistas y por el comité conjunto Gobierno/medios de comunicación para la seguridad de los periodistas.

Más de 50 medios de comunicación (principalmente radios y televisiones locales) ya han tenido que dejar de operar en las zonas controladas por los talibanes. Los que continúan funcionando sólo emiten contenido religioso -similar al que emite “La Voz de la Sharia”, la emisora oficial talibán- y contenidos impuestos por los rebeldes islamistas. Un centenar de periodistas ha perdido su trabajo al tener que huir de las zonas tomadas por los rebeldes y refugiarse en las grandes ciudades, especialmente en la capital, Kabul.

A pesar del peligro, y del clima de tensión y terror, RSF visitó Afganistán del 21 al 31 de julio, no sólo para solidarizarse con los periodistas y medios afganos en este difícil momento, sino también para proponer y promover – a las asociaciones de periodistas, representantes de los medios de comunicación y responsables del Gobierno – un plan de protección de periodistas adaptado al entorno actual.

El Protocolo de Acciones Urgentes para la Protección de los Periodistas en Afganistán (UAP) propuesto por RSF es, ante todo, un mecanismo concreto que tiene en cuenta la realidad sobre el terreno. Se basa en la experiencia que RSF ha acumulado durante tres décadas de crisis y guerra, a la que se han enfrentado varias generaciones de reporteros, y tiene en cuenta las especificidades de un país marcado por la violencia incesante desde la ocupación soviética en diciembre de 1979.

 

Acelerar la ayuda a los periodistas y medios de comunicación

RSF presentó su propuesta de PAU al comité conjunto Gobierno/medios de comunicación para la seguridad de los periodistas, un órgano de coordinación que existe desde septiembre de 2016. Formado por altos funcionarios del Gobierno, representantes de los ministerios de Interior, Información y Cultura y Defensa, y representantes de las federaciones de periodistas y medios de comunicación, está presidido por  el vicepresidente del Gobierno Sarwar Danesh. En los últimos cinco años, ha obtenido resultados significativos en la protección del derecho a la información, así como la reducción de las amenazas a los medios de comunicación y avances en la lucha contra la impunidad.

Durante esta visita a Afganistán, RSF se ha reunido con representantes de medios de comunicación, la Federación de Periodistas Afganos y diversas asociaciones periodísticas. Además del vicepresidente Sarwar Daneshel, el enviado de RSF, Reza Moini, se ha entrevistado  con el ministro de Información y Cultura, Mohammad Qasim Vafai Zadeh, el representante del Alto Consejo de Asuntos Sociales y Estratégicos, Wahid Omar, y el miembro del Consejo de Seguridad Nacional, Heshmat Natiqet. Todos ellos mostraron un gran interés por el PAU y respaldaron la propuesta de crear una entidad con poderes ejecutivos (un “subcomité”) dirigida por Natiqet para acelerar su aplicación.

Zia Bumia, periodista miembro de la Federación de Periodistas Afganos, y el enviado de RSF, Moini, que dirige el Área de Afganistán e Irán en RSF, celebraron una rueda de prensa conjunta sobre el PAU el 30 de julio.

“Este protocolo figurará en el orden del día de la próxima reunión del comité mixto Gobierno/medios de comunicación”, declara Bumia, agradeciendo a RSF su “presencia junto a los periodistas y medios de comunicación [afganos] en estos momentos históricos”.

Por su parte, Moini ha declarado que: “El objetivo de este Protocolo de Acciones Urgentes es estructurar, concentrar y acelerar la ayuda a los periodistas y a los medios de comunicación de forma equitativa y generalizada. La comunidad internacional y los países democráticos deben proteger a los periodistas afganos en su propio país, evitando al mismo tiempo la “siriización” de Afganistán, es decir, una situación de caos inextricable y mortal”.

 

Desgaste psicológico, amenazas a la integridad física

Durante esta visita, el representante de RSF comprobó que los periodistas afganos no sólo están expuestos a peligros físicos, sino que también sufren un desgaste psicológico derivado de la “guerra de la información” emprendida por los beligerantes, así como por países como Pakistán, Irán, China y Rusia.

Muchos periodistas temen la perspectiva de un trato diferenciado, que se dé preferencia a los periodistas que trabajan para medios de comunicación extranjeros en lo que respecta a las solicitudes de visado, en particular. Los rumores exacerban los temores, especialmente sobre la posibilidad de ajustes de cuentas por informaciones anteriores. Varias embajadas en Kabul han sido invadidas por periodistas afganos en busca de visados, mientras que los traficantes de personas han comenzado a inflar sus precios. La preocupación es especialmente notable entre las mujeres periodistas.

Durante esta visita, RSF ha podido organizar dos formaciones para 50 periodistas (entre ellos 32 mujeres) de 11 provincias diferentes, que representan a 45 medios de comunicación independientes. A petición del Centro para la Protección de las Mujeres Periodistas Afganas (CPAWJ), socio de RSF en Afganistán, las mujeres periodistas recibieron una formación específica basada en la Guía de Seguridad para Periodistas y el Manual para Periodistas durante las Elecciones, que han sido traducidos al persa y al pastún.

RSF continúa su campaña internacional para la protección de los periodistas y los medios de comunicación en Afganistán. Pronto publicará los relatos de algunos de sus periodistas para que se escuchen sus voces, y continúe su lucha por la libertad de prensa y la justicia en el país.

Afganistán ocupa el puesto 122 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 de RSF.