UNIÓN EUROPEA | Alemania debe aprovechar su presidencia en la UE para reforzar la libertad de prensa

0
100

Reporteros Sin Fronteras (RSF) hace un llamamiento al gobierno alemán, que acaba de asumir la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea para el próximo semestre, que utilice esta posición para defender la seguridad de los periodistas, tomar medidas para combatir la erosión del estado de derecho y apoyar a los medios de comunicación que se han visto gravemente afectados por la crisis del coronavirus.

La crisis del coronavirus ha puesto de relieve no solo la importancia de la veracidad de las noticias y la información y el papel crucial que desempeñan los medios de comunicación independientes, sino también su fragilidad. Alemania asume la presidencia rotatoria en un momento clave para el futuro del periodismo y los medios de comunicación en Europa.

Financiación y sostenibilidad de los medios de comunicación

En la reunión del Consejo de los días 17 y 18 de julio y en las próximas semanas se llevarán a cabo negociaciones decisivas entre los Estados miembros sobre el presupuesto de la UE para los próximos siete años (2021-2027), conocido como marco financiero plurianual (MFF), y sobre el propuesto paquete de recuperación del coronavirus.

Se ha recortado el nivel de financiación del MFF que la Comisión propuso originalmente para el programa “Europa creativa”, que incluye el apoyo a los medios de comunicación y al periodismo. Es necesario aumentarlo considerablemente, en parte por los efectos de la crisis del coronavirus.

RSF solicita, además, la creación de un fondo de apoyo para ayudar a los medios de comunicación europeos a superar la crisis. Los fondos deben ser asignados directamente a los medios afectados de manera independiente e imparcial, utilizando un procedimiento transparente. Por último, a largo plazo, RSF pide a la UE que examine la cuestión vital de la sostenibilidad de los medios de comunicación.

Un sólido mecanismo europeo del Estado de derecho

En los últimos años se ha abusado mucho del modelo europeo de democracia y Estado de derecho, especialmente en Polonia y Hungría. El procedimiento previsto en el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea para hacer frente a las violaciones de los valores fundamentales de la UE se ha iniciado tanto en Varsovia como en Budapest. Alemania debe dar un nuevo impulso a estos procedimientos y hacer comprender a los países recalcitrantes que el respeto de los valores europeos y la libertad de prensa no es opcional.

El nuevo mecanismo del Estado de derecho iniciado por la Comisión Europea es un paso en la dirección correcta. RSF acoge con satisfacción la inclusión del pluralismo de los medios de comunicación, que significa el reconocimiento del periodismo independiente y el acceso a la información como uno de los pilares de la democracia. También refleja una toma de conciencia del declive de la libertad de prensa y el pluralismo de los medios de comunicación en la UE. Sin embargo, para que este mecanismo sea eficaz, RSF pide que se formulen recomendaciones y sanciones país por país en caso de violaciones graves.

En este sentido, RSF insta a Alemania a garantizar que la regulación propuesta, que vincula la asignación de asistencia europea al respeto del Estado de derecho, se adopte durante su presidencia y garantice la inclusión de la libertad de prensa.

Directiva anti-SLAPP

Las querellas se utilizan cada vez más para intimidar y silenciar a los periodistas en Europa. La UE debe desempeñar un papel de liderazgo en la lucha contra los llamados Strategic Lawsuits against Public Participation, o SLAPPs.

RSF aboga, en particular, por la adopción de una directiva que establezca normas mínimas de protección en toda Europa para todas las víctimas de las SLAPP, combinando medidas preventivas para bloquear los juicios abusivos y medidas tanto para castigar a los responsables de las SLAPP como para compensar a sus víctimas.

RSF pide al Gobierno alemán que proponga una directiva anti-SLAPP durante su presidencia.

Control estricto de las exportaciones de tecnología de vigilancia digital

Desde 2016, las instituciones europeas han estado negociando enmiendas a las normas que rigen la venta y exportación de tecnología de doble uso, tecnología que puede utilizarse tanto para fines civiles como militares, incluida la tecnología de vigilancia digital, como los programas espía y equipamiento para vigilar las manifestaciones. Hasta que se aprueben y entren en vigor las enmiendas necesarias, los Estados miembros podrán seguir aprovechando las lagunas del sistema para vender esta tecnología a los regímenes autoritarios, que a menudo la utilizan contra los periodistas.

RSF pide al gobierno alemán que trabaje para la rápida adopción de enmiendas que garanticen el respeto de los principios de los derechos humanos y protejan el trabajo de los periodistas

Posición clara sobre los derechos humanos en las relaciones UE-China

Independientemente de la cumbre UE-China que se celebrará en otoño, RSF pide a Alemania que presione a la UE para que emita una declaración clara sobre los últimos acontecimientos en Hong Kong y China. La UE no debe permitir que el principio de “un país, dos sistemas” se ponga en peligro por la recién aprobada ley de seguridad.

El aumento de la violencia contra los periodistas ya ha dado lugar a la fuerte caída de Hong Kong en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa de RSF, pasando del puesto 18º en el momento de su lanzamiento al 80 en 2020.

Los Estados miembros de la UE deben prever procedimientos legales contra las violaciones selectivas de las normas internacionales de derechos humanos por parte de China. La presidencia alemana también debería fomentar un régimen europeo de sanciones por violaciones de los derechos humanos tanto en el mundo como en el caso particular de China. Los funcionarios y políticos chinos responsables de la represión de Hong Kong y su población deberían ser sancionados, sobre todo mediante la congelación de sus activos. Mientras tanto, los representantes de la UE deberían establecer un diálogo con activistas y periodistas en una muestra pública de solidaridad.

 

Documentos relacionados