SOMALIA | El primer ministro anuncia una moratoria sobre el arresto de periodistas durante la primera visita de RSF

0
315

Como respuesta a la primera visita a Somalia de Reporteros Sin Fronteras (RSF), el presidente del país, Mohamed Farmaajo, se ha comprometido a seguir con los esfuerzos de su gobierno para promover la libertad de prensa, mientras que el primer ministro, Mohamed Hussein Roble, ha anunciado que próximamente se decretará e implementará una moratoria sobre las detenciones de periodistas.

Este 27 de octubre, durante una reunión sin precedentes con el secretario general de RSF, Christophe Deloire, el presidente Farmaajo se comprometió a seguir adelante con la decisión de combatir la impunidad de los delitos contra los periodistas y dijo estar de acuerdo con el principio de una moratoria sobre arrestos y detenciones de periodistas en relación con su trabajo.

El nuevo primer ministro de Somalia Mohamed Hussein Roble, anunció en una reunión posterior con RSF que esa moratoria se aprobará pronto. Su implementación ya está siendo debatida. Dicha moratoria es una de las recomendaciones que RSF y la Unión Nacional Somalí de Periodistas (NUSOJ por sus siglas en inglés) llevan defendiendo en los últimos meses.

Arnaud Froger, jefe del departamento para África de RSF, y el secretario general de la NUSOJ Omar Faruk, también han acudido a las reuniones, que han tenido lugar en Villa Somalia, residencia oficial y oficina del presidente del país. La delegación también se ha reunido con nuevo ministro de Información, Osman Abokor Dube.

Estas declaraciones representan un gran compromiso en lo que respecta a la protección de los periodistas en Somalia. Al menos 25 periodistas fueron detenidos en 2019, en su mayoría durante días o incluso semanas, después de ser detenidos de manera arbitraria por los servicios de seguridad. En 2020 la cifra será incluso mayor.

La delegación de RSF ha pedido también una nueva revisión de la “ley de medios”, que en su última versión, promulgada en agosto, presenta grandes peligros aunque también contiene una serie de mejoras con respecto a la versión de 2016.

“La moratoria constituirá un gran paso a favor de los periodistas en Somalia, un país que ha estado cerca de ocupar los últimos puestos de la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa durante mucho tiempo,” declaró Deloire. “Instamos al presidente y a todo el nuevo gobierno somalí a que continúen con sus esfuerzos para mejorar el entorno para los periodistas y para alentar el surgimiento de una prensa libre, independiente y de alta calidad”.

“Esto es un compromiso histórico y sin precedentes que ayudará a poner un fin a las detenciones arbitrarias de periodistas somalíes y su encarcelamiento, a menudo ilegal. Haremos todo lo posible para supervisar su implementación, que esperamos comience lo antes posible,” añadió Osman.

En vísperas de las elecciones parlamentarias de diciembre y las elecciones presidenciales en febrero de 2021, RSF también ha pedido la creación urgente de un mecanismo específico para la seguridad y protección de periodistas, con el nombramiento de puntos focales en todos los ministerios y agencias gubernamentales involucrados.

Somalia sigue siendo uno de los países más peligrosos para los medios de comunicación. 50 periodistas han sido asesinados en la última década en el país, casi la mitad de todos los asesinados en todo África Subsahariana en el mismo periodo.

En los últimos meses se han observado signos alentadores en lo que respecta a los esfuerzos para combatir los delitos de violencia contra los periodistas somalíes. Un policía fue condenado en rebeldía por el asesinato de un periodista y dos solados fueron arrestados y sancionados por maltratar a dos periodistas durante su detención. También se acaba de nombrar a un fiscal con la responsabilidad especial de investigar los asesinatos a periodistas y se le deben facilitar los recursos que necesite para completar sus investigaciones.

Somalia ocupa el puesto 163 de los 180 países que forman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF.