ARGELIA | El Gobierno presiona a la prensa extranjera demorando sus acreditaciones

0
736

Reporteros Sin Fronteras (RSF) denuncia los retrasos del Gobierno argelino en la renovación de las acreditaciones de prensa, un método que utiliza para presionar a los reporteros de los medios de comunicación extranjeros. Muchos de ellos esperan desde hace meses su acreditación de 2021. El proceso de renovación debe ser más transparente, defiende RSF.

Una gran parte de los periodistas que trabajan para medios de comunicación internacionales todavía no saben si podrán cubrir las elecciones parlamentarias que se celebrarán el 12 de junio. Las acreditaciones que permiten a los reporteros extranjeros trabajar de forma legal en Argelia expiraron el 31 de diciembre, como cada año. Sin embargo, hasta ahora no se ha renovado ninguna de 2021.

Hasta el momento, las autoridades tardaban en renovarlas, pero siempre se lograba un entendimiento tácito en el que los reporteros podían seguir trabajando hasta que recibiesen su nueva acreditación. Este acuerdo tácito ya no parece estar en vigor.

“Solemos esperar en un estado de total incertidumbre hasta abril o mayo, o a veces incluso agosto, para recibir la acreditación para el año en curso”, explica a RSF un reportero de un medio de comunicación extranjero. “Mientras tanto, hemos seguido cubriendo diversos acontecimientos, entre ellos el movimiento Hirak [protestas antigubernamentales]. O al menos lo hice hasta el 16 de abril de este año, cuando la policía secreta me detuvo y me dijo que ya no tenía derecho a informar por vídeo”, añade.

Incluso los medios de comunicación a los que se les ha prorrogado provisionalmente la acreditación, están bajo presión. “El Ministerio de Comunicación me dio un documento que prorrogaba mi acreditación hasta que obtuviera la de 2021”, confiesa un reportero de una cadena de televisión extranjera con sede en Argel. “Pero, aunque no me hayan dicho nada en particular sobre la cobertura del Hirak, ya no cubrimos las protestas como antes”. Los periodistas saben que esta prórroga puede ser rescindida en cualquier momento sin que el Ministerio de Comunicación dé una justificación oficial.

Recientemente, al corresponsal de una agencia de prensa extranjera se le ha prohibido filmar las protestas del Hirak porque su acreditación ha caducado. En marzo, el canal de noticias francés France 24 era amenazado con la “retirada definitiva” de su acreditación, ya que el Ministerio de Comunicación consideraba que su cobertura del Hirak era parcial.

El pasado mes de septiembre, el equipo de la cadena de televisión francesa M6 vio cómo le prohibían seguir trabajando, tras emitir el documental titulado “Argelia, país de revueltas” que se consideró “tendencioso” y realizado con un ” permiso falso de grabación”.

“Las acreditaciones no deben utilizarse como método de chantaje o presión sobre los medios de comunicación, cuya cobertura del movimiento Hirak molesta a las autoridades argelinas”, denuncia Souhaieb Khayati, responsable de la oficina de RSF en el Norte de África. “Instamos a las autoridades a renovar las acreditaciones de forma transparente y a hacer todo lo posible para que los distintos medios de comunicación presentes en Argelia puedan cubrir las próximas elecciones sin problemas”.

Muchos reporteros locales aún no han obtenido la acreditación específica que necesitan para cubrir las elecciones. Sin ella, se les negará el acceso a los colegios electorales, a los centros de recuento de votos y a la rueda de prensa en la que se anunciarán los resultados.

Argelia ha descendido 27 puestos en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF desde 2015 y ocupa el puesto 146 de 180 países en la clasificación de 2021.