IRÁN | Jason Rezaian, corresponsal de ‘The Washington Post’ en Teherán, saldrá de la cárcel

18.01.2016 12:03

 

Reporteros Sin Fronteras se alegra de la puesta en libertad del periodista, en prisión desde hace más de un año en Irán, como parte de un intercambio de prisioneros con EEUU.

La organización lamenta que se haya utilizado a Rezaian como moneda de cambio y pide la libertad de los 38 periodistas y periodistas- ciudadanos que siguen encarcelados en Irán.

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) acoge con satisfacción la noticia de que el corresponsal de ‘The Washington Post’ en Teherán, Jason Rezaian, será puesto en libertad después de haber pasado más de un año de prisión. Las autoridades iraníes han anunciado que cuatro ciudadanos estadounidenses, entre ellos Rezaian, quedarán libres como parte de un intercambio de prisioneros entre Irán y Estados Unidos.

 

Jason Rezaian lleva encarcelado en Irán desde el 22 de julio de 2014, bajo la rodícula acusación de cometer "actividades que contravienen la seguridad de Irán en colaboración con una organización o un gobierno extranjero" y de "propaganda contra el gobierno."

 

Su juicio no fue más que una parodia de justicia. Jason Rezaian sólo hizo su trabajo como periodista y, simplemente, tuvo la mala suerte de poseer doble nacionalidad - iraní y estadounidense - en el momento de las negociaciones sobre la cuestión nuclear entre ambos países.

 

Su esposa, Yeganeh Salehi, un periodista iraní que trabaja para el periódico The National de los  Emiratos Árabes Unidos y otros dos estadounidenses también habían sido detenidos el 22 de julio de 2014 y habían sido puestos en libertad ese mismo año.

 

"Nos alegra mucho ver a Jason por fin libre. Nunca debería haber sido encarcelado. Era inocente. Es escandaloso que se le utilice como moneda de cambio", señala el secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Christophe Deloire.

 

Mientras los líderes mundiales se reúnen en Viena en el marco del acuerdo nuclear con Irán, 38 periodistas y periodistas- ciudadanos siguen encarcelados en el país. Reporteros Sin Fronteras pide su liberación inmediata.

 

Irán sigue siendo una de las cinco mayores cárceles del mundo para los profesionales de la información. El país ocupa el puesto 173 de 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015 de Reporteros Sin Fronteras. Más información, en el Informe Anual de la organización.