ISRAEL/PALESTINA | RSF apoya a Al Jazeera en su denuncia ante la CPI por el asesinato de Shireen Abu Akleh

0
510

Siete meses después del asesinato de la periodista palestina en Yenín, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha apoyado públicamente en La Haya la denuncia presentada por su medio de comunicación, Al Jazeera, ante la Corte Penal Internacional (CPI). RSF solicita al fiscal que continúe con la investigación, pendiente desde hace tiempo, sobre los crímenes cometidos por Israel contra periodistas de Palestina. 

«El asesinato de Shireen es la última demostración de un patrón criminal: los atentados contra periodistas perpetrados por las Fuerzas de Defensa israelíes. Esto es un crimen de guerra. El asesinato de Shireen no ha sido el primero y tememos que no será el último hasta que se haga justicia de forma plena e independiente. RSF pide al fiscal de la CPI que actúe. Su investigación sobre Palestina debe continuar», afirma Antoine Bernard, director de Incidencia y Asistencia de RSF.

El 6 de diciembre, RSF se unió a Al Jazeera y a la familia de Shireen en La Haya para apoyar la denuncia presentada por el medio de comunicación ante la Corte. RSF pide al fiscal de la CPI que continúe con la investigación sobre la situación en Palestina, incluidos los crímenes contra periodistas, y que ponga fin al patrón de impunidad que siguen estos actos. La investigación de la CPI se abrió formalmente en marzo de 2021.

La renombrada corresponsal internacional de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, fue tiroteada por las fuerzas armadas israelíes el 11 de mayo de 2022 mientras realizaba una cobertura en Yenín. Siete meses después del asesinato y tras numerosos informes y expertos que señalan a los soldados israelíes como responsables directos, todavía no se ha hecho justicia. Israel se ha esforzado mucho en ocultar la verdad con vagas justificaciones e hipótesis.

La falta de justicia en el asesinato de Shireen es la continuación de un patrón de impunidad en los crímenes cometidos por las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) contra los periodistas y un cheque en blanco para que continúen. La investigación y el enjuiciamiento independientes deberían haberse llevado a cabo hace tiempo para que por fin prevaleciese la rendición de cuentas.

La denuncia presentada por Al Jazeera no es la primera que se presenta por crímenes de guerra contra periodistas ante el fiscal de la CPI. Cuatro años antes del asesinato de Shireen, en mayo de 2018, RSF interpuso una primera denuncia penal ante él tras analizar el caso de 20 periodistas tiroteados por las IDF mientras cubrían la Marcha de Retorno en Gaza. Dos de ellos fallecieron.

Un año antes del asesinato de Shireen, en mayo de 2021, RSF presentó una segunda denuncia ante el fiscal de la CPI pidiéndole que incluyese, en su investigación sobre la situación en Palestina, los ataques aéreos israelíes que destrozaron las oficinas de Associated Press, Al Jazeera y más de 20 medios de comunicación en Gaza.

Para poner fin a la pauta de impunidad, la investigación del fiscal de la CPI sobre la situación en Palestina debe proseguir, y los crímenes contra periodistas y el asesinato de Shireen deben ser incluidos.

Israel y Palestina ocupan los puestos 86 y 170, respectivamente, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022 de RSF.