RUSIA | Las autoridades continúan haciendo listas de periodistas y medios «indeseables»

0
533

Reporteros Sin Fronteras expresa su preocupación por el futuro del periodismo de investigación en Rusia, mediante el uso de una lista de «organizaciones indeseables» en la que se incluyen medios de comunicación. El sitio líder de información web, Proekt, tuvo que paralizar su actividad el año pasado, después de haberse convertido en el primer medio en ser añadido a esta lista y, recientemente, se ha incorporado también a Bellingcat y The Insider. RSF exige a las autoridades retirar esta categorización. 

Creada por una ley de 2015, la lista de «organizaciones indeseables» había estado reservada únicamente para las ONG. Sin embargo, el fiscal general ruso Igor Krasnov añadió a Proekt a la lista como respuesta a una queja presentada por el jefe del Proyecto Federal de Seguridad y Anticorrupción, una organización progubernamental que acusó a Proekt de estar financiado y controlado por el Congreso de Estados Unidos.

Haber sido incluido en esta lista forzó a Proekt a poner fin inmediato a sus operaciones con el fin de proteger a sus trabajadores. Bajo la ley de 2015, aquellos ciudadanos rusos que participen en actividades de una «organización indeseable» pueden ser penalizados con multas de hasta 500.000 rublos (5710€), pueden ser condenados a entre 1 y 4 años en prisión o a cientos de horas de trabajo forzado.

Proekt se atrevió a publicar informaciones exclusivas sobre la tercera hija del presidente Vladimir Putin y sobre las propiedades de la tercera esposa del líder checheno Ramzan Kadyrov. El 29 de junio de 2021, tres de sus periodistas fueron sometidos a registros que, según ellos, estaban motivados por un reportaje de investigación sobre los bienes y la familia del ministro del Interior, Vladimir Kolokoltsev. La categorización de Proekt como «indeseable» llegó justo después de que este medio publicara un informe conjunto de investigación sobre la tala ilegal en Siberia para su venta a Ikea a través de Indonesia.

«Esta decisión sienta un peligroso precedente para el periodismo de investigación en Rusia y podría poner fin al increíble auge que ha tenido en los últimos años», afirma la responsable del área de RSF en Europa del Este y Asia Central, Jeanne Cavelier. «El uso de esta nueva herramienta de represión se produce mientras, en paralelo, las autoridades continúan orquestando la desaparición gradual de los medios de comunicación independientes. Instamos al ministro de Justicia a retirar a Proekt de la lista de «organizaciones indeseables», cuyo único objetivo es impedir que los medios de comunicación sirvan de cuarto poder en Rusia». 

El 15 de julio de 2021, el redactor jefe de Proekt, Roman Badanin, otros cuatro periodistas de este medio y tres de Radio Svoboda (la rama rusa de Radio Free Europe/Radio Liberty, financiada por EEUU) y Open Media (medio opositor vinculado a Mikhail Khodorkovsky, empresario exiliado) fueron, además, añadidos a la lista de «agentes extranjeros».

Este marchamo implica que cualquier tipo de publicación realizada por estos profesionales en los medios llevará la humillante etiqueta de «agente extranjero» en letras mayúsculas, y que deberán proporcionar a las autoridades detalladas declaraciones periódicas de sus ingresos y gastos, incluso la compra de un cepillo de dientes.

La etiqueta de «agentes extranjeros», que se puede asignar a medios de comunicación y a los periodistas, también ahuyenta a los anunciantes, como comprobó en mayo el conocido sitio web de noticias, Meduza. Aquellos medios que rechacen usar la etiqueta después de haber sido incluidos en la lista se enfrentan a elevadas multas y a amenazas de cierre, como se ha visto en Radio Svoboda.

Los activistas y defensores de la libertad de prensa también pueden ser incluidos en la lista de «organizaciones indeseables». Komanda 29, una coalición de abogados y periodistas que defienden la libertad de expresión, fue declarada «indeseable» poco después de Proekt. Su página web fue bloqueada y acusada de almacenar documentos publicados por una «indeseable» organización checa, acusación que refuta.

El director de Komanda 29, el abogado Ivan Pavlov, ha defendido a Ivan Safronov, exreportero de investigación de Kommersant que lleva un año detenido por una acusación de traición de la que no se han presentado pruebas. Se enfrenta a una posible condena de 20 años en prisión.

Recientemente, el Sindicato de Periodistas Rusos (JMWU) también ha sido víctima de esta campaña de descrédito. La fiscalía acusa a este colectivo de publicar información «destinada a desacreditar a las fuerzas armadas» y exige su disolución. La acusación también destaca que en torno a 10 miembros del sindicato han sido categorizados como «agentes extranjeros».

Rusia ocupa el puesto 155 de 180 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022 de RSF.