Premio RSF 2020 a la Libertad de Prensa: esta es la lista de nominados

0
716

El premio Reporteros sin Fronteras (RSF) a la libertad de prensa se entregará el 8 de diciembre en Taipei. Periodistas y medios de comunicación de 12 países están nominados en tres categorías: coraje, impacto e independencia periodística.

Doce nominados de 12 países diferentes compiten en las tres categorías del Premio RSF a la Libertad de Prensa 2020. Siete periodistas, entre los que se cuentan cuatro mujeres, y cinco medios de comunicación u organizaciones de periodistas han sido seleccionados para competir por el Premio al Coraje, el Premio al Impacto y el Premio a la Independencia. Entre los candidatos hay periodistas o medios de investigación de Rusia, Brasil, Filipinas, India y Francia.

“El Premio RSF a la Libertad de Prensa tiene como objetivo recompensar a los periodistas que, por su valentía, su independencia o el impacto de sus reportajes e investigaciones, encarnan especialmente los ideales del periodismo que defendemos”, destaca el secretario general de la organización, Christophe Deloire. “Este premio no solo les rinde homenaje, sino que también constituye una declaración manifiesta de apoyo a quienes, con demasiada frecuencia, son encarcelados, procesados o amenazados precisamente por haber encarnado estos valores“.

Después de Londres, en 2018, y Berlín, en 2019, la capital de Taiwán, Taipei, acogerá el próximo Premio RSF a la Libertad de Prensa. La ceremonia de entrega de los galardones se celebrará el 8 de diciembre en la Biblioteca Nacional de Taipei y se transmitirá en directo vía Facebook (en chino) y YouTube (en inglés).

“Taiwán, que ha demostrado que se puede controlar la epidemia de Covid-19 sin sacrificar las libertades fundamentales, es el lugar idóneo para acoger la ceremonia de entrega de nuestro premio a la libertad de prensa”, afirma con entusiasmo el director de la oficina de RSF en Extremo Oriente, Cédric Alviani. “En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF, Taiwán siempre consigue ubicarse en lo más alto entre los países asiáticos y representa el mejor contramodelo frente al autoritario sistema chino”.

En esta 28ª Edición, el presidente de RSF, Pierre Haski, está al frente del jurado, integrado por eminentes periodistas y defensores de la libertad de expresión de todo el mundo: Rana Ayyub, periodista india y columnista de opinión de The Washington Post; Raphaëlle Bacqué, destacada reportera francesa del periódico Le Monde; Mazen Darwish, abogado sirio y presidente del Centro Sirio de Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión; Zaina Erhaim, periodista siria, coordinadora de Siria en el Institute for War and Peace Reporting; Erick Kabendera, periodista de investigación de Tanzania; Hamid Mir, periodista, columnista y autor paquistaní; Frederik Obermaier, periodista de investigación del periódico de Múnich Süddeutsche Zeitung, y Mijail Zygar, periodista y editor fundador del único canal de televisión independiente de Rusia, Dozhd.

Los nominados al Premio al Coraje son:

Elena Milachina (Rusia)

Periodista de investigación en el trisemanal Novaya Gazeta, Elena Milachina ocupa el lugar que dejó vacante el asesinato, en 2006, de su colega Anna Politkovskaya, especialista en Chechenia. Suele ser víctima de ataques (su última agresión se remonta al pasado mes de febrero en un hotel de Grozni), de amenazas de muerte y de censura (en abril retiraron de la web del diario uno de sus artículos sobre la represiva gestión de la epidemia de Covid-19 por parte de las autoridades chechenas), pero ella sigue publicando, sin hacer concesiones, artículos sobre los temas más espinosos de esta república autónoma, gobernada con mano de hierro por Ramzan Kadyrov.

 

 

Margarita “Ging-Ging” Valle (Filipinas)

Detenida, encarcelada e incomunicada durante varios días en junio de 2019 con el fin de intimidarla, esta columnista y reportera del diario y la web Davao Today, en el sureste de Filipinas, nunca ha dejado de denunciar las violaciones de los derechos humanos en su región, que está bajo la ley marcial. Especializada en temas de los que no suelen ocuparse los principales medios de comunicación nacionales (derechos de las poblaciones indígenas, derechos de las mujeres en las zonas rurales, medio ambiente, etc.), la periodista experimentó desde muy pronto el “sistema Duterte”, ya que el mandatario filipino fue alcalde de Davao durante muchos años antes de presentarse a la presidencia.

 

Fahad Shah (Cachemira, India)

Redactor jefe de The Kashmir Walla, el principal medio de investigación de Cachemira, la policía cita a Fahad Shah regularmente para interrogarlo por sus artículos con el propósito de intimidarlo y amenazarlo, aunque también para obligarlo a revelar sus fuentes, algo a lo que él se resiste contra viento y marea. Igualmente ha sufrido agresiones físicas. La cabecera que dirige cumple una función primordial en la defensa de la libertad de prensa, ya que, gracias a iniciativas innovadoras, sigue informando a ocho millones de cachemires totalmente aislados del mundo tras la cancelación de la autonomía de su territorio en agosto de 2019.

 

 

Mohammad Masaed (Irán)

Periodista económico independiente, Mohammad Masaed ha recibido reconocimientos y galardones (Premio Amin al-Zarb y Premio Deutsche Welle a la Libertad de Expresión 2020) por sus excepcionales investigaciones que denunciaban casos de corrupción económica en Irán. En febrero de 2020, agentes de inteligencia de la Guardia Revolucionaria lo citaron e interrogaron por publicar mensajes sobre la Covid-19 en las redes sociales. Aunque el periodista fue puesto en libertad, le confiscaron su computadora y su teléfono, y le cerraron sus cuentas de Twitter y Telegram. Fue detenido en varias ocasiones en 2019 por una simple publicación en Twitter y ese mismo año apareció en la lista de los periodistas más acosados de la Alianza Internacional por la Libertad de Prensa.

 

Los nominados al Premio al Impacto son:

 

La Voix de Djibouti (LVD) (Yibuti)

Prohibido en Yibuti y dirigido desde el exilio en Francia, La Voix de Djibouti (La Vox de Yibuti, LVD) funciona con una red de periodistas y colaboradores voluntarios que proporcionan información trabajando en la clandestinidad. Es el único reducto de información libre producida por los yibutianos en un país en el que solo están permitidos los medios estatales que cubren la propaganda del régimen. A pesar de sus limitados recursos, este medio lanzó un canal de televisión por Internet hace unos meses y continúa ganando en impacto y notoriedad, sobre todo por el reciente “caso Fouad”, que sacudió al gobierno. Bloqueada regularmente por las autoridades, la web de LVD ha vuelto a estar accesible gracias a la operación Collateral Freedom de RSF.

 

Disclose (Francia)

Financiado únicamente con donaciones de sus lectores y mecenas, este novísimo medio colaborativo de periodismo de investigación indaga sobre temas de interés público, como medio ambiente, cuestiones sociales o agroalimentación. Disclose tiene como objetivo estimular el debate público y ofrecer a los ciudadanos tanto herramientas para hacer suyo el derecho a la información como la capacidad de actuar tras la investigación. En 2020, sus revelaciones sobre la delincuencia pedófila en el mundo del deporte condujeron a la dimisión del presidente de una federación deportiva. El año anterior, el gobierno francés tuvo que ofrecer explicaciones después de que se publicase una impactante pesquisa sobre el uso de armas francesas en Yemen. Ambos periodistas cofundadores de Disclose fueron convocados por la Dirección General de seguridad interior (DGSI) tras la apertura de una investigación preliminar por “comprometer secretos de la defensa nacional”. La investigación acabó por cerrarse sin consecuencias.

 

Radio Merman (Afganistán)

Líder de las ondas en Kandahar, esta radio tiene como objetivo servir a la causa de las mujeres (“merman” en pastún) en Afganistán. Un equipo de 15 mujeres -periodistas, productoras y técnicas-, difunde cada día programas destinados a hacer evolucionar la opinión pública sobre la cuestión del género, a promover la elección de mujeres para los organismos públicos y a organizar, en colaboración con otras instituciones, proyectos para combatir la violencia de género. Además, también ofrecen capacitación en periodismo dirigido a mujeres. La radio sigue funcionando a pesar de las amenazas de los talibanes, de las advertencias de la agencia de inteligencia y de los ataques que tienen como objetivo a los periodistas.

 

Cecilia Olliveira (Brasil)

Periodista de investigación y especialista en temas de seguridad pública, drogas y administración pública para la edición brasileña de The Intercept, Cecilia Olliveira ha sido determinante para revelar los intereses económicos de organizaciones internacionales en la guerra de pandillas que arrasa Río de Janeiro, ya que descubrió los nombres de los países impresos en las vainas (casquillos) de munición encontradas en los distritos afectados. Algunas procedían de los Estados Unidos, China, Rusia o Bélgica; otras estaban marcadas como “OTAN”. Esta periodista también ha creado el digital Fogo Cruzado (“Fuego cruzado”), que registra actos de violencia armada en Río y Recife, y alberga una base de datos abierta que contribuye al desarrollo de políticas de seguridad pública. Es una de las voces más importantes en la promoción del periodismo pluralista e independiente en el país.

 

Los nominados al Premio a la Independencia son:

 

Lina Attalah (Egipto)

Cofundadora y directora de Mada Masr, una de las últimas webs de información independientes que quedan en Egipto, Lina Attalah se ha destacado por atreverse a abordar temas delicados y a combatir la autocensura. En un país donde la mayoría de los grandes grupos de prensa han sido adquiridos por personas cercanas al presidente, ella sabe que la independencia cuesta muy cara. La han detenido en varias ocasiones después de hacer indagaciones o entrevistas, y la oficina de su redacción fue allanada en 2019 a raíz de la publicación de una investigación sobre el hijo del presidente Abdel Fattah Al-Sisi. Las autoridades bloquean desde hace tres años la web de Mada Masr, que sigue inaccesible desde territorio egipcio. Lina Attalah ha sido incluida en la lista de las 100 personalidades más influyentes del mundo en 2020 de la revista Time.

Péter Uj (Hungría)

El director del medio informativo digital independiente 444.hu, Péter Uj, es una figura emblemática del periodismo independiente húngaro, además de su más ardiente defensor. En 1999 participó en la creación del mayor portal independiente del país, Index.hu, cuya redacción dirigió durante 11 años, hasta que el poder interfirió en la creación de contenidos y la composición del equipo. Decidido y carismático, este innovador lanzó en en 2013 la web 444.hu. Mientras el primer ministro Viktor Orbán intenta amordazar por cualquier método a los últimos medios independientes, y después de que Index.hu prácticamente desapareciera en julio de 2020, este digital es uno de los pocos refugios de la libertad de prensa en Hungría.

 

CamboJA, Cambodian Journalist Alliance (Camboya)

Creada en diciembre de 2019, la Alianza de Periodistas de Camboya nació de una abrumadora observación: de cara a las elecciones de 2018 y de forma muy violenta, el clan del primer ministro Hun Sen -que lleva treinta años en el poder-, había logrado acabar con toda la prensa independiente y alinear el panorama mediático del país. En este contexto, la aparición de CamboJA fue como tanque de oxígeno que permitió respirar a los reporteros del país. La alianza ha desarrollado una plataforma de información independiente que brinda a los periodistas camboyanos un espacio en el que expresarse, pero también en el que denunciar violaciones a la libertad de prensa. Además, se les ofrece asistencia y capacitación en ética periodística e investigación. Es el último bastión de la independencia mediática en el país y acoge a más de un centenar de miembros.

 

La Prensa (Nicaragua)

Fundado en 1926 con el lema “Al servicio de la verdad y la justicia”, La Prensa es el diario más importante de Nicaragua, que, al no escatimar en sus críticas contra el gobierno de Ortega, está en la mira del poder. Desde hace tres años, cualquier método vale para tratar de llevarlo a la asfixia económica. Durante 18 meses, el periódico sufrió especialmente a causa de una escasez deliberada de papel y materias primas, lo que le obligó a reducir drásticamente sus páginas. Más recientemente, La Prensa ha sido objeto de procedimientos judiciales abusivos que intentan hacerle pagar multas exorbitantes. En un editorial publicado el 27 de enero de 2020 y titulado “¡Dictadura estrangula a La Prensa!”, el consejo de administración del diario explicó que, debido a esta censura administrativa, los días de La Prensa estaban contados.

EtiquetasPremios