NIGERIA | Hallan el cuerpo del joven reportero Onifade Pelumi en una morgue de Lagos

0
230

Reporteros Sin Fronteras (RSF) exige que se investiguen de manera imparcial e independiente las circunstancias de la muerte del joven reportero nigeriano Onifade Pelumi. Su cuerpo fue encontrado en una morgue de Lagos, capital económica del país, una semana después de que fuese detenido mientras cubría una reunión de vecinos fuera de un supuesto almacén de comida.

El canal web de televisión Gboah TV, con sede en Lagos, fue quién anunció el descubrimiento del cuerpo de Onifade Pelumi, de 20 años, becario de la cadena.

El 24 de octubre, Gboah TV envió a Pelumi a entrevistar a los residentes de Agege, a las afueras del norte de Lagos, que se habían concentrado frente a un almacén del gobierno con el objetivo de llevarse la comida que creían que estaba almacenada ahí para aliviar los efectos de la pandemia por coronavirus.

La última entrevista de Pelumi a uno de los vecinos fue interrumpida por la llegada de la policía. Lekan Egberongbe, abogado contratado por la familia de Pelumi, contó a RSF que la policía usó la violencia para dispersar a la multitud y detener al joven reportero. Según otro reportero que estaba allí en ese momento, Pelumi estaba vivo cuando la policía se lo llevó.

En los días siguientes, la familia visitó varias comisarías de Lagos esperando encontrarle. Una semana después descubrieron su cuerpo en una morgue en Ikorodu, a varias decenas de kilómetros de donde fue detenido. “El cuerpo tenía una herida de bala”, afirmó el abogado de la familia a RSF.

“Pedimos una investigación independiente, imparcial, rápida y exhaustiva para esclarecer las circunstancias que llevaron a la muerte de este periodista bajo custodia policial”, exige Arnaud Froger, jefe del departamento para África de RSF. “Como nos temíamos, ha sucedido lo peor y se ha cruzado un nuevo umbral en el nivel de la violencia policial de la que también son víctimas los periodistas de Nigeria. Es completamente inaceptable que un reportero pierda su vida por cubrir una concentración de personas. Instamos a las autoridades nigerianas a que no permitan que este crimen quede impune”.

RSF ya dio la voz de alarma el 22 de octubre sobre los ataques a medios y periodistas que se produjeron durante las recientes protestas en Nigeria. Varios medios de comunicación fueron incendiados y algunos periodistas fueron físicamente atacados durante las grandes protestas en contra de la violencia del SARS, una unidad policial conocida como el Escuadrón Especial Antirrobo. Estas protestas se han identificado en redes sociales con el hashtag #EndSARS.

Pelumi es el tercer periodista asesinado mientras cubría una gran concentración o protesta en Nigeria en tan solo un año. Dos periodistas, Precious Owolabi y Alex Ogbu fueron asesinados por disparos mientras cubrían las protestas en Abuja en julio de 2019 y enero de 2020, respectivamente. Los responsables nunca fueron identificados.

Nigeria ocupa el puesto 115 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.