SOMALIA | Tras el asesinato del reportero Abdulwali Ali Hassan, RSF pide acabar con la masacre de periodistas

18.02.2020 14:03

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) insta a las autoridades locales y federales de Somalia a hacer todo lo necesario por identificar y detener a quienes asesinaron al reportero Abdulwali Ali Hassan en la tarde del 16 de febrero. La organización urge a actuar para combatir la impunidad y aumentar la seguridad de los periodistas en el país más mortífero de África para la prensa.

 

Abdulwali Ali Hassan, también conocido como "Online" y que trabajaba como reportero para Kulmiye Radio (Mogadiscio ) y Universal TV, un canal de televisión somalí con sede en Londres, recibió varios disparos de hombres armados cuando regresaba a su casa en Afgoye, a unos 30 km al oeste de la capital.

 

En un comunicado, el Sindicato Nacional de Periodistas Somalíes (NUSOJ) afirmó que Hassan había estado recibiendo llamadas amenazantes en relación con su cobertura de las operaciones del ejército somalí contra el grupo rebelde yihadista Al-Shabaab. Hasta ahora, nadie ha reivindicado su asesinato, pero según el sindicato, la forma en que se llevó a cabo "se asemeja a las operaciones" de Al-Shabaab.

 

Abdulwali Ali Hassan es el primer informador asesinado en Somalia en 2020. En los últimos 10 años se han perpetrado en el país un total de 50 asesinatos de periodistas, tres de ellos el año pasado.

 

"Condenamos firmemente este último asesinato de un periodista en Somalia y pedimos a las autoridades una respuesta adecuada a la magnitud de la masacre que están sufriendo los medios de comunicación en este país", señala Arnaud Froger, jefe del departamento para África de Reporteros Sin Fronteras. “Mientras la impunidad sea la norma y no se tomen medidas significativas para proteger a los periodistas, ellos seguirán expuestos y Somalia probablemente continuará siendo el país más letal de África para los medios de comunicación. Es esencial una investigación exhaustiva que lleve al arresto y condena de los responsables de este asesinato, así como la creación de un mecanismo dedicado a asegurar y proteger a los periodistas, nuestro principal anhelo para Somalia ".

 

A pesar de los recientes esfuerzos por acabar con la impunidad, en Somalia sigue siendo muy raro que las investigaciones de asesinatos de periodistas conduzcan a la detención y condena de los responsables. El policía que disparó y mató al cámara de SBS Abdirisak Qasim Iman en Mogadiscio, en julio de 2018, fue condenado en ausencia a cinco años de prisión. RSF sigue pidiendo a las autoridades que hagan todo lo posible por detenerlo para que cumpla su condena. También fueron arrestados y dados de baja del Ejército dos soldados que ataron a dos periodistas y los dejaron al sol porque habían estado haciendo entrevistas por la calle.

 

Somalia ocupa el puesto 164, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2019. Ver también el Informe/Balance Anual de la organización.