REINO UNIDO | La Ley de Protección de Datos debe garantizar la libertad de prensa

18.03.2018 16:06

 

Varios grupos de defensa de la libertad de prensa han pedido al comité del Parlamento británico que estudia la propuesta de Ley de Protección de Datos que retiren las enmiendas que forzarían a organizaciones de noticias a suscribirse a un organismo regulador respaldado por el Estado o a  enfrentarse a posibles costes económicos en procesos judiciales si se niegan. 


 

La Ley de Protección de Datos tuvo su segunda lectura en el Parlamento el 5 de marzo, y pasó posteriormente a manos de un comité formado por miembros de varios partidos que tiene como misión  analizarla.


“Las enmiendas propuestas reintroducen medidas sobre las que el Gobierno acababa de anunciar su eliminación”, advierte Jodie Ginsberg, jefe ejecutiva de Index on Censorship.


El 1 de marzo, el gobierno de Reino Unido dijo que no aplicaría la sección 40 de la Ley de Delitos y Tribunales, una sección que podría significar que cualquier organización que rechazara suscribirse a este organismo regulador estatal podría enfrentarse a elevados costes en cualquier disputa, así resultaran vencedores o perdedores del juicio.


“Recordamos la preocupación sobre estos posibles costes económicos. Son medidas que amenazan la libertad de prensa y que no tienen lugar en una Ley de Protección de Datos”, afirma said Rebecca Vincent, directora de la Oficina en Reino Unido de Reporteros Sin Fronteras.


Las cláusulas 168 y 169 de la Ley de Protección de Datos forzarían a las organizaciones de noticias que no se sumen a este órgano regulador a pagar los costes de una acción iniciada sobre la protección de datos, aun cuando la reclamación sea injustificada.


Enfrentados a la amenaza de estos costes económicos, aun cuando los tribunales fallaran a su favor, las organizaciones de noticias podrían evitar elaborar importantes investigaciones de interés público.

 

Antonia Byatt, directora en inglés de PEN advierte: “Debemos asegurarnos que, en el respeto a los derechos individuales, no pisoteamos los derechos sobre libertad de expresión”.