INDIA | Dos periodistas asesinados en dos semanas

06.03.2012 12:18

 

  • RSF alerta sobre la peligrosidad de hacer periodismo de investigación en India
  • Detenidos el propietario y el editor del periódico Vindhya Bharat por su supuesta vinculación en el asesinato del periodista Mishra Rajesh
  • La muerte de Chandrika Rai podría estar relacionada con una investigación una minería
 
El reportero Chandrika Rai, su esposa y sus dos hijos, fueron golpeados hasta la muerte en su propio domicilio, el 18 de febrero, en Umaria. Dos semanas después, el periodista Mishra Rajesh murió como consecuencia de la brutal paliza que recibió, en Rewa, el 1 de marzo. 
 
Mishra trabajaba para Media Raj, un semanario con sede en Rewa, y había recibido amenazas telefónicas anónimas después de informar sobre la supuesta mala gestión de unas escuelas regionales, propiedad de Rajneesh Banerjee, editor del periódico Vindhya Bharat.
 
El editor de este último diario, Anhil Tripathi invitó a su colega del Media Raj a un puesto de té, donde varios individuos sin identificar le abordaron y le golpearon en la cabeza. El periodista pudo huir y fue ingresado en un hospital en Jabalpur, donde murió al día siguiente. La policía ha detenido al propietario y al editor del Vindhya Bharat, junto a otras tres personas.
 
Por su parte, la familia de Chandrika Rai, reportero de los periódicos Navbharat y The Hitavada, afirma que su asesinato podría estar relacionado con la cobertura de una investigación sobre ilegalidades en una minería cercana a la zona de Shalabh Bhadoria. La policía ha detenido a seis personas hasta el momento.
 
En los últimos 15 meses, la India ha sufrido un incremento notable en el número de periodistas asesinados por motivos relacionados con el ejercicio de su profesión. Jyotirmoy Dey, periodista de investigación del diario Mid-Day, fue asesinado a tiros en Mumbai, el 11 de junio de 2011. Umesh Rajput, reportero del periódico Nai Duniya, fue también tiroteado en Chhattisgarh, el 23 de enero de 2011. La misma localidad donde fue asesinado Sushil Pathak, un reportero del Dainik Bhaskar, el 20 de diciembre de 2010.
 
Reporteros Sin Fronteras manifiesta su preocupación por este nuevo brote de violencia que pone de relieve lo peligroso de ejercer el periodismo de investigación en la India. La organización insta a las autoridades a garantizar la seguridad de los profesionales de los medios de comunicación y aportar todos los recursos necesarios para llevar a cabo las investigaciones oportunas que no dejen impunes estos crímenes.