IRÁN | RSF: “La condena a muerte al periodista Rouhollah Zam es inhumana e inaceptable”

0
75

Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresa su conmoción y consternación por la condena a muerte que un tribunal de Teherán ha dictado contra Rouhollah Zam, director del diario digital AmadNews y de su canal en Telegram. Para RSF, se trata de una sentencia inhumana e inaceptable que debe ser revocada.

Este 30 de junio de 2020, casi cinco meses y medio después del comienzo de su juicio, se ha anunciado la condena a muerte de Zam, que vivió durante muchos años en un exilio autoimpuesto en Francia.

“El tribunal ha considerado que los 13 cargos [contra Zam] equivalían al cargo de ‘propagar la corrupción en la tierra’ y, por lo tanto, ha dictado sentencia de muerte”, anunció el portavoz del sistema judicial Gholamhossein Esmaili, según cita la web oficial del sistema de justicia iraní, Mizan Online.

Secuestrado en Irak por la Guardia Revolucionaria en octubre de 2019 y devuelto a la fuerza a Irán, Zam es una figura muy polémica tanto en Irán como en la diáspora iraní, en parte debido a sus vínculos con agencias de inteligencia extranjeras.

El juez Aboulghasem Salevati, ampliamente considerado como uno de los peores “verdugos” para los periodistas iraníes, lo ha juzgado en un tribunal revolucionario. Cuando comenzó el proceso, el 10 de febrero, RSF ya expresó su preocupación por la naturaleza inicua del juicio y la posibilidad de que lo condenaran a muerte.

“Después de ser secuestrado y detenido ilegalmente, Rouhollah Zam ha sido juzgado de manera extremadamente injusta y después se le ha dictado una sentencia inhumana e inaceptable”, lamenta Reza Moini, jefe del departamento para Irán y Afganistán de RSF. “Llamamos a las autoridades judiciales iraníes a que revoquen su condena lo antes posible. Esta sentencia debe ser condenada con especial contundencia, ya que Irán ha recibido reiteradas críticas de la ONU en el pasado por sus ejecuciones arbitrarias “.

El cargo de “propagar la corrupción en la tierra” procede de la expresión coránica “mofsed-e-fel’arz” e implica que la corrupción impregna el alma y el ser del acusado. Es uno de los cargos más graves que se pueden presentar ante un tribunal revolucionario en Irán.

Irán ocupa el puesto 173, de 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF, tres lugares por detrás que en la tabla de 2019.