YEMEN | Continúan los ataques a la prensa a pesar de las promesas del presidente Saleh de dejar el cargo

09.01.2012 00:02

Reporteros Sin Fronteras condena enérgicamente las continuas violaciones a la libertad de prensa que han tenido lugar en Yemen durante el último mes de diciembre, a pesar de que, el 23 de noviembre, el presidente Ali Abdallah Saleh aceptó un plan propuesto por el Consejo de Cooperación del Golfo donde se diseñaba una hoja de ruta para su dimisión. RSF insta a la comunidad internacional a que interceda y condena la violencia ejercida por las tropas gubernamentales y de los partidarios de Saleh que han atacado sin contemplaciones a los periodistas que cubrían la "Marcha por la Vida", una manifestación iniciada, el 20 de diciembre, en  de Taiz, una ciudad 270 kilometros al sur de la capital.

Los días 24 y 25 de diciembre se produjeron múltiples ataques contra los manifestantes a su llegada al distrito Salm Dar, de Sanaa. Las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra la multitud. Al menos 13 manifestantes murieron y 50 resultaron heridos. Entre otras demandas, los manifestantes pedían un proceso judicial contra el presidente Saleh por su uso de la violencia en manifestaciones anteriores.

El 24 de diciembre, Ahmed Al-Mussibli, periodista de la cadena de televisión Suhail TV, fue golpeado y arrestado por las fuerzas de seguridad. El corresponsal de la BBC, Abdallah Ghorab, evitó ser arrestado. El cámara de Suhail TV, Kamal Al-Mahfadi y el periodista Walid Ablan sufrieron graves heridas en la cabeza.

Un partidario de Saleh golepó a Ahmed Al-Jabar, miembro del Sindicato de Periodistas de Yemen y reportero de la agencia estatal Saba News. Durante la marcha, los soldados también rompieron los cristales del coche de los miembros del Sindicato de Periodistas.

El 24 de diciembre, tres periodistas - Samia Al-Aghbary, Arwa Abdu Othman (escritor) y Marwan Ismail, de la web de noticias Imanate - fueron detenidos por los miembros de la Guardia Republicana, en un retén en Sanaa, mientras acompañaban a la "Marcha por la Vida". Los soldados registraron su coche, les confiscaron sus teléfonos móviles y tres cámaras, y les liberaron esa misma noche.

El 2 de enero, un grupo de hombres armados intentaron asaltar la Fundación Nacional de Prensa, en Taiz. La sede de la fundación se encuentra cerca del edificio de la policía militar y sólo a pocos metros de la Dirección de Seguridad provincial.

A finales de diciembre, el sobrino del presidente Saleh y comandante de su guardia personal, Tarek Mohamed Abdallah Saleh, amenazó a Nasser Taha Mustafa, antiguo miembro del Sindicato de Periodistas, por sus artículos en apoyo al movimiento revolucionario.

Dos periodistas del diario 26 de septiembre, Ali Ghaleb Al-Harazi y Yahiya Al-Sadmi, fueron amenazados por pedir la dimisión del director del diario, Ali Hassan Al-chatr, conocido por el trato que da a sus empleados y por haber participado en el encarcelamiento de alguno de ellos en el pasado. Los periodistas hicieron un plantón en el periódico para exigir su salida.

El 23 de diciembre, varios hombres vestidos de civil, atacaron, disparando al aire, a un equipo de la televisión Al-Alam, en Al-Qaedi, un barrio a las afueras de la capital. Golpearon al cámara Mohamed Amram, le quitaron su equipo, le pidieron su documentación.

Los baltajiyas (pro-Saleh) irrumpieron en la sede de un periódico  gubernamenlal. Amenazaron a sus periodistas a punta de pistola y detuvieron la edición del día siguiente. El allanamiento se produjo después de que el ministro de Información, Ali Al-Umrani volviese a nombrar editor del periódico a Hassan Abdel Warath, que había dimitido cuando empezaron las protestas contra el presidente Saleh.

La oficina de la Agencia de Información árabes, en Sanaa, también fue allanada por varios individuos armados la noche del 13 de diciembre, que apuntaron con sus armas de fuego a su director, Issam Al-Khaled, y a sus empleados. En la sede se alojan más de una docena de televisiones árabes, canales internacionales y agencias de noticias.

El 8 de diciembre, la fiscalía ordenó la liberación del periodista Omar Al-Amuqi, arrestado dos días antes.

El periodista Abdelhakim Thi'il fue liberado a finales de diciembre, después de haber estado secuestrado e incomunicado desde octubre en una prisión de seguridad nacional de los servicios de inteligencia. Hasta el 12 de diciembre se desconocía su paradero. Fue trasladado a un centro penitenciario ordinario donde finalmente pudo visitarle el presidente del Sindicato de Periodistas, Marwan Damaj. Aún se desconocen los motivos exactos de su detención. Las autoridades examinaron su equipo donde había fotos y videos de baltajiyas y de hombres armados atacando y matando a los manifestantes en la Plaza de Cambio de Sanaa.