UCRANIA | Prohibido cubrir los combates en Donestk

24.07.2014 21:00

 

La autoproclamada República Popular de Donetsk aprueba un decreto que restringe de forma drástica la cobertura periodística de los enfrentamientos

Reporteros Sin Fronteras condena la prohibición y denuncia el alarmante aumento las detenciones y desapariciones de periodistas

 

Reporteros Sin Fronteras condena el decreto por el que la autoproclamada República Popular de Donetsk restringe drásticamente la cobertura periodística de los combates en la región. Firmado el 21 de julio por el "Ministro de Defensa", Igor Strelkov, y publicado este 23 de julio, el decreto puede disparar las detenciones arbitrarias de periodistas que operan en la región.

 

Apelando a la necesidad de proteger la "seguridad de los trabajadores de los medios" y la "seguridad de la información" de las "fuerzas armadas" de la RPD, el decreto prohíbe a los "periodistas, cámaras y reporteros gráficos estar en las zonas de combate o cerca de instalaciones militares" durante las operaciones armadas. También les prohíbe filmar, fotografiar y o hacer grabaciones de audio en estas áreas.

 

"La cobertura periodística del conflicto en el este de Ucrania es esencial para que el público pueda tener acceso a la información", dijo Johann Bihr, responsable de Reporteros sin Fronteras para Europa del Este y Asia Central.

 

"La necesidad de proteger a los periodistas no puede justificar la imposición de la censura absoluta en las operaciones militares. La redacción imprecisa del decreto indica que se va a aplicar de forma selectiva y que habrá más detenciones con el único objetivo de aumentar el control de la RPD sobre los medios de comunicación".

 

Las detenciones arbitrarias y las desapariciones de periodistas han vuelto a aumentar en el este de Ucrania. Reporteros Sin Fronteras muestra su inquietud por esta escalada: pide una vez más a todas las partes que permitan a los profesionales de medios trabajar sin obstrucción y que pongan en libertad a todos los periodistas detenidos.

 

Anton Skiba, periodista independiente y colaborador de la CNN, fue secuestrado por una milicia rebelde en Donetsk en la tarde del 22 de julio. Fue esposado y llevado a la sede local del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), que ahora está controlada por los separatistas. Según los últimos informes, sigue allí.

 

Piotr Andrusieczko, un periodista polaco con la revista Nowa Europa Wschodnia, fue detenido brevemente por los servicios de seguridad de la RPD mientras fotografiaba la estación de tren de Donetsk antes del 22 de julio. Mientras lo interrogaban, los rebeldes le dijeron que tenían órdenes de detener a todos los periodistas extranjeros. Le indicaron que obtuviese una acreditación especial de su comandante si quería seguir trabajando.

 

Una decena de periodistas extranjeros fueron detenidos ante la morgue de Donetsk entre el 19 y el 20 de julio, como parte de la cobertura informativa del avión de Malaysia Airlines derribado el 17 de julio.

 

El periodista independiente y bloguero británico Graham Phillips desapareció en la tarde del 22 de julio mientras cubría intensos combates cerca del aeropuerto de Donetsk. Russia Today, el canal de televisión progubernamental rusa para la que a menudo trabaja, señaló que le había desaconsejado ir allí por el alto riesgo.

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso dijo que Phillips fue secuestrado por la Guardia Nacional de Ucrania. Esto fue desmentido por el Consejo de Defensa de la Seguridad Nacional de Ucrania. Aseguraron que no tenía información sobre Phillips, quien ya había sido detenido por el ejército ucraniano el 21 de mayo y puesto en libertad al día siguiente.

 

Reporteros Sin Fronteras tampoco tiene noticias de Yuri Lelyavski, un periodista ucraniano que trabaja para la televisión ZIK y del que lo último que se supo es que estaba cerca de Luhansk.

 

Su compañero  Vlad Yakushev, dijo que recibió un SMS de Lelyavski hacia las 10:30 horas del 23 de julio diciendo que había sido detenido y que lo llevaban "a Perevalsk, a [el jefe cosaco] Kozytsin". En abril, y durante dos semanas, los rebeldes ya habían retenido como rehén a Lelyavski en Sloviansk.

 

Además de sus comunicados de prensa de Ucrania, Reporteros Sin Fronteras mantiene un servicio de noticias especializado en violaciones de la libertad de información en la zona.