TURQUÍA | Alarma ante el posible cierre del caso Hrant Dink

22.09.2011 19:15

Reporteros Sin Fronteras coincide con la familia y el abogado del periodista asesinado en 2007, Hrant Dink, que es prematuro cerrar el caso, como pretende la fiscalía. La familia y los abogados de Dink abandonaron el tribunal de Estambul donde se juzgaba a los acusados de asesinar al periodista después de que el fiscal, Hikmet Usta, empezara la lectura de su sumario de 86 páginas.

 

RSF considera un avance que se vincule a las redes ultranacionalistas del aparato estatal con el caso Dink, pero advierte que el caso debe ir hasta el final. "Al limitar la búsqueda de autores intelectuales al nivel de Yasin Hayal y Erhan Tuncel, principales acusados, las autoridades judiciales parecen proteger a sospechosos de más alto rango. ¿Qué pasó con la investigación a 30 funcionarios de alto nivel iniciada el pasado mes de febrero después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos fallara en contra de Turquía?", se pregunta la organización.

 

Hrant Dink


"Siempre hemos dicho que la lentitud de este juicio era insoportable, pero concluir el caso con celeridad no ayudará a aclarar lo ocurrido" afirma Reporteros Sin Fronteras. "Todavía es necesario aclarar muchas cosas y es vital que el sistema judicial complete su labor antes de emitir su decisión", advierte la organización, que aún añade: "cerrar el caso ahora sólo confirma la mala voluntad mostrada por los funcionarios de gobierno, que no colaboraron con el tribunal cuando se les pidió información sobre el caso y hasta llegaron a ocultar pruebas deliberadamente, siendo, por lo tanto, responsables de muchas de las lagunas que tiene ahora la fiscalía".

Las autoridades judiciales todavía no han localizado a importantes testigos como Ergün Cagatay, informante de la policía, y Sinan Rasitoglu. El Consejo Superior de Telecomunicaciones (TIB) aún no ha aportado el registro de las llamadas telefónicas realizadas de la zona donde Dink fue asesinado, a pesar de que estar obligado a hacerlo por decisión judicial.

Como resultado, los investigadores aún no han sido capaces de rastrear las llamadas telefónicas de un sospechoso captado por las cámaras de vigilancia de la zona antes y después del asesinato. Tampoco se ha identificado a las dos personas que acompañaban al asesino Ogun Samast, y no se han recuperado las grabaciones de las cámaras de vigilancia que fueron eliminadas por el departamento anti-terrorista de Estambul.  

Sin embargo, el fiscal ha asegurado a la familia Dink que todas las pruebas disponibles ya han sido presentadas y, por lo tanto, está en condiciones de presentar el resumen del caso que lleva preparando desde hace un años.

La fiscalía ha pedido cadena perpetua para los dos presuntos autores intelectuales, Yasin Hayal y Erhan Tuncel, acusándoles de "asesinato premeditado" y "dirección de la célula de la organización terrorista Ergenekon en Trabzon", ciudad del Mar Negro, donde vivían Hayal, Tuncel y el asesino Samast. También pidió cadena perpetua para otros cinco acusados ​​(no detenidos en la actualidad) por "complicidad con el asesinato" y "pertenencia a una organización terrorista". Hay más acusados. Siete han sido absueltos y los demás se enfrentan a sentencias entre 3 a 19 años de cárcel.

En su resumen, el fiscal vincula el asesinato de Dink con el bombardeo, en 2004, de un McDonalds de Trabzon y con una trama para atacar al Premio Nobel de Literatura, Orhan Pamuk, al periodista Hincal Uluc y a un misionero cristiano en Estambul.

El asesinato de Dink habría sido un asesinato político e ideológico, parte de un plan más amplio de desestabilización organizado por una supuesta red ultranacionalista conocida como Ergenekon. Esta red, formada supuestamente por altos oficiales militares y funcionarios civiles que se oponen al gobierno actual, estaría en el centro de una serie de casos que polarizan actualmente a la clase política turca.

Reporteros Sin Fronteras toma nota de esta teoría, muy explotada actualmente por las autoridades turcas, pero recuerda también que ha causado muchos problemas a algunos de los que la formularon originalmente. Los periodistas Nedim Sener y Goktas Kemal trataron de alertar sobre el papel de los funcionarios del estado y el sistema judicial en el asesinato de Dink.

Es esencial resolver completamente el caso del asesinato de Dink, para mostrar que el caso Ergenekon no sólo está siendo utilizado por el gobierno para elimanar de la administración estatal a funcionarios kemalistas  laicistas radicales. El asesinato de Dink conmocionó a la opinión pública, que comenzó a distanciarse de las formas más radicales del nacionalismo kemalista. Ahora le corresponde al sistema judicial demostrar que no ha dejado atrás el cambio importante social y que está dispuesto a contribuir a una revisión a fondo del Estado turco.

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa