SIRIA | Al menos 20 periodistas entre los rehenes del Estado Islámico

21.11.2014 21:16

 

Mientras la coalición internacional liderada por Estados Unidos continúa con sus ataques aéreos en Irak y el norte de Siria en un intento por detener el avance yihadista, el Estado Islámico intensifica su persecución de los periodistas, ya sea amenazando con matarlos, secuestrarlos o maltratar a los que mantiene detenidos.

 

En este momento, el Estado Islámico, también conocido como ISIS, mantiene como rehenes al menos a 20 periodistas en Mosul (norte de Irak), la mayor ciudad bajo su control.

 

Según el Observatorio de Libertades Periodísticas (JFO, por sus siglas en inglés), el Estado Islámico secuestró a otros nueve periodistas hace un mes, de los que aún retiene a seis, tras poner en libertad a tres. Después secuestró a un grupo de 14 personas -periodistas, ingenieros y cámaras de televisión y técnicos- la mayoría empleados del canal Sama Mosul TV  en dicha ciudad entre finales de octubre y principios de noviembre.

 

El JFO también informa que el ISIS ha publicado una nueva lista con 50 nombres de  periodistas y trabajadores de medios a los que amenaza personalmente. Esto ha aumentado obviamente la alarma, ya considerable, en los medios de Mosul.

 

"El EI ha continúa con sus políticas brutales contra todo y contra todos, mientras persigue sistemáticamente a los medios de comunicación y a sus trabajadores desde el inicio de su ofensiva en Irak", dijo la responsable de Programas de Reporteros Sin Fronteras, Lucie Morillon.

 

"Los periodistas que trabajan en los territorios ocupados por el ISIS, especialmente en Mosul, están expuestos a un peligro extremo. Están en el punto de mira por su profesión, ya que suponen una amenaza para la propaganda del grupo yihadista. Las autoridades deben hacer todo lo posible para proteger a estos garantes de la libertad de información y, por lo tanto, de todas las demás libertades, ya sea en Mosul o en otras regiones devastadas por la guerra".

 

El terror reina en Mosul, con los periodistas y demás civiles atrapados en la ciudad y demasiado asustados para hablar por temor a las represalias.

 

Según el JFO, el grupo yihadista tomó el control de Sama Mosul TV, canal operado por el gobierno provincial de Nínive, durante su ofensiva de junio. El Observatorio también informa de que, desde el inicio de su campaña en el norte de Iraq, el Estado Islámico ha detenido y después puesto en libertad a al menos 17 periodistas, a los que interrogó e hizo que firmasen compromisos sobre sus actividades periodísticas.

 

El EI se aprovecha de los "agujeros negros" de la información

 

Algunos medios de comunicación que citan fuentes anónimas en Mosul hablan de que el ISIS lleva a cabo operaciones nocturnas para localizar a los periodistas y obligarlos a trabajar bajo sus órdenes o para aprovecharse de su experiencia profesional. Muchos periodistas se sienten vigilados de cerca y algunos han sido detenidos en sus casas durante la noche.

 

Es difícil de verificar la información procedente de ciudades controladas –como Mosil- o disputadas por el Estado Islámico, como Tikrit, Samarra, Faluya o Ramadi.

 

Los medios locales han informado brevemente sobre asesinatos o secuestros de periodistas perpetrados por el ISIS, pero no ha sido posible confirmar los informes o identificar las fuentes. El Estado Islámico se aprovecha de estos "agujeros negros de la información" para desplegar sus propios medios de comunicación y dominar la "cobertura", dando cuidada atención a su imagen, ya sea con fines de reclutamiento o para inspirar terror.

 

Una larga lista de crímenes en las regiones controladas por el ISIS en Siria

 

Mientras prosiguen los combates en Kobane, los yihadistas ocupan casi todas las regiones del norte y el este de Siria, incluyendo la ciudad de Raqqa y la provincia petrolera del este Deir Ezzor.

 

Algunos periodistas siguen desaparecidos o secuestrados por grupos armados, entre los que se cuenta el Estado Islámico. El último fue secuestrado en su casa, en Deir Ezzor, el 14 de noviembre. Según nuestras fuentes, lo habían puesto en la mira por sus contactos con canales de televisión como Orient TV que están en la lista negra del EI.

 

La comisión de investigación sobre crímenes de guerra en Siria de la ONU publicó un informe detallado sobre el Estado Islámico el 14 de noviembre basado en los testimonios de alrededor de 300 víctimas y testigos. Según la ONU, los antiguos detenidos dijeron a los periodistas y colaboradores que han trabajado para los medios extranjeros se encuentran entre los peor tratados en los centros de detención del ISIS.

 

Según el recuento que mantiene Reporteros sin Fronteras, dos periodistas extranjeros, ocho periodistas sirios y un periodista iraquí han sido asesinados por el Estado Islámico, que tiene actualmente como rehén periodista extranjero, y que ha secuestrado al menos a 20 periodistas iraquíes en Irak.

 

Desde el inicio del conflicto en Siria, alrededor de 20 periodistas sirios han desaparecido o están en poder de ISIS u otros grupos armados.