MÉXICO | RSF pide al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que frene la violencia contra los periodistas

13.07.2015 10:36

 

Con ocasión de la visita de Estado del presidente mexicano Enrique Peña Nieto a Francia, del 13 al 16 de julio de 2015, Reporteros sin Fronteras (RSF) le ha enviado una carta abierta para alertarlo sobre la violencia que padecen los periodistas y medios de comunicación mexicanos. Deben realizarse progresos importantes para garantizar la protección de los periodistas y luchar contra la impunidad en que permanecen los ataques contra quienes se dedican a la información.

 

Leer la carta :: en este enlace ::

 

D. Enrique Peña Nieto

Presidente de los Estados Unidos Mexicanos

Residencia oficial de Los Pinos

Manuel Acuña 144, San Pedro Iztacalco

08220 Ciudad de México, D.F., México

 

París, 10 de julio de 2015,

 

Señor Presidente,

 

Con ocasión de su visita oficial a Francia, del 13 al 16 de julio de 2015, Reporteros sin Fronteras (RSF), organización internacional de defensa de la libertad de información, quiere llamar su atención respecto a la preocupante situación de la prensa en su país, en particular sobre la violencia a la que se enfrentan los periodistas.

 

El 5 de mayo pasado usted señaló públicamente que reafirmaba su “compromiso absoluto con la libertad de expresión y el derecho a la información de los mexicanos”. Asimismo, agregó que “la libre manifestación de las ideas y el derecho a estar debidamente informados son fundamentales para consolidar nuestra democracia y acelerar nuestro progreso”. Declaraciones loables que nos parece importante confrontar con la realidad que viven día a día los periodistas mexicanos. Asesinatos, secuestros y agresiones a periodistas; una impunidad dominante frente a estos ataques; un clima de autocensura y una fuerte concentración de los medios de comunicación: el cuadro de la prensa mexicana necesita serios retoques y es urgente evaluar cuáles pueden ser las soluciones a estos graves problemas que afectan a la libertad de información en el país.

 

Desde el año 2000, RSF ha registrado 86 casos de asesinatos de periodistas y colaboradores de los medios de comunicación en los que el crimen estuvo relacionado, probable o seguramente, con su profesión periodística; 15 de ellos tuvieron lugar bajo su mandato presidencial. Estas cifras hacen de México el país más mortífero de América para los periodistas y lo ubican en el lugar 148, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en febrero de 2015.

 

Desde el inicio del año RSF ha debido alertar a la opinión pública sobre diversos ataques graves a periodistas en México:

 

  • Seis periodistas y colaboradores de los medios de comunicación fueron asesinados violentamente en los estados de Veracruz, Oaxaca y Guanajuato. Filadelfo Sánchez Sarmiento fue el último en sumarse a esta triste lista. Lo asesinaron el 2 de julio cuando salía de la estación de radio en la que trabajaba; había recibido amenazas de muerte durante el periodo electoral, a inicios de junio. Los responsables de estos crímenes aún no han sido identificados por las autoridades policíacas.
  • Bernardo Javier Cano Torres estuvo secuestrado 20 días en mayo pasado en el estado de Guerrero. El periodista fue liberado porque su familia pagó un rescate. Las autoridades policíales no han identificado a los responsables de su secuestro.
  • Se registraron numerosas agresiones físicas a periodistas al margen de la campaña electoral a inicios de junio en México. RSF contabilizó al menos una decena de casos en los que la única culpa de los periodistas fue cubrir la información.
  • En el estado de Quintana Roo, el periodista Pedro Canché estuvo encarcelado nueve meses, hasta que la justicia finalmente reconoció los abusos judiciales en este caso y decidió ponerlo en libertad la noche del 28 de mayo. El periodista fue acusado de “sabotaje” tras haber publicado fotos de manifestaciones locales y difundido un video en el que se criticaba las acciones del gobernador del estado. Diversas ONG denunciaron la injerencia del gobernador de Quintana Roo en este caso.

 

Por desgracia, la impunidad es la regla en México. Esto se debe en parte a que el crimen organizado y ciertas autoridades políticas y administrativas del país se encuentran coludidos. Además, en lugar de apoyar a los periodistas, algunos políticos no dudan en atacarlos en sus declaraciones públicas, lo que no hace sino añadir más presiones a las que ya padece el gremio. Hace algunos días, el 1 de julio de 2015, el gobernador de Veracruz acusó a periodistas de tener nexos con el crimen organizado, el colmo en uno de los estados más mortíferos para el gremio periodístico.

 

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE), creada en 2006, y el Mecanismo para la Protección de periodistas y de defensores de los derechos humanos, creado en 2012, constituyen avances jurídicos positivos, pero no han estado a la altura de las necesidades existentes, en especial debido a la pesada burocracia.

 

RSF no duda que este preocupante balance le incite a emplear todos los medios para mejorar la situación de los periodistas en México. Como usted lo recordó en su discurso del 15 de abril, durante el cambio de dirigencia del Consejo de la Comunicación: “Los medios de comunicación tradicionales y las nuevas tecnologías de la información fortalecen nuestra democracia al fomentar el diálogo, el debate y el entendimiento. Por convicción personal y democrática, como presidente de la República seguiré trabajando para asegurar la vigencia plena de las libertades que reconocen nuestra Constitución”.

 

Por ello, le solicitamos que tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

 

  • Reformar a profundidad el sistema judicial mexicano para luchar contra la impunidad, garantizando una protección real a los periodistas.
  • Reforzar los medios con que cuenta la FEADLE.
  • Reforzar el Mecanismo para la Protección de periodistas y de defensores de los derechos humanos para establecer medidas de protección eficaces, que sean aplicadas de forma obligatoria por todas las autoridades, locales y federales. Este mecanismo debe tener una capacidad de acción preventiva e intervenir desde el momento en que se recibe una amenaza.
  • Aplicar las recomendaciones aceptadas durante el Examen Periódico Universal (octubre de 2013), en lo que se refiere a la lucha contra la impunidad de los crímenes cometidos contra periodistas, el fortalecimiento de los mecanismos existentes y la protección de periodistas.
  • Prestar especial atención a los estados de la República más peligrosos para los periodistas y ejercer presión sobre sus gobiernos para que luchen eficazmente contra la impunidad.

 

Agradeciendo su atención a nuestra solicitud, le enviamos señor Presidente, nuestros saludos más cordiales.

 

Atentamente,

 

Christophe Deloire

Secretario General de Reporteros Sin Fronteras