MACEDONIA | El proyecto de ley de medios extranjeros escandaliza a la profesión periodística

27.02.2012 16:22

 

  • Los corresponsales extranjeros sólo podrán estar dos años en Macedonia.
  • Sólo se permite la presencia en el país de los medios de comunicación extranjeros cuyos países de origen hayan firmado un acuerdo bilateral con Macedonia.
  • El inclumplimiento de alguna legislación vigente en Macedonia puede suponer penas de hasta seis meses de cárcel.
  • Queda prohibida la recopilación de opiniones y otros datos personales de los ciudadanos del país.
  • Cada individuo sólo pordrá entrar a Macedonia con un máximo de cinco publicaciones entre "libros, CDs, periódicos, revistas, software, publicaciones electrónicas, atlas, carteles, fotos, diapositivas y cualquier archivo de sonido o de vídeo que se reproduzca en el extranjero".
 
Reporteros Sin Fronteras hace un llamamiento al parlamento macedonio para que modifique urgentemente el proyecto de ley de medios extranjeros y garantice el respeto a la libertad de información.
 
"Sería una paradoja si la nueva ley terminase siendo más represiva que la anterior legislación heredada de la Yugoslavia socialista", afirma la organización que insiste en su preocupación ante la actitud autoritaria del proyecto presentado a los parlamentarios, con excesivas concesiones al Ministerio de Relaciones Exteriores y escaso margen del maniobra del sistema judicial. "Los parlamentarios deben reexaminar y aclarar el proyecto de ley para que los medios de comunicación internacionales no acaben sometidos a un régimen arbitrario, contrario a todas las convenciones europeas e internacionales ratificados por Macedonia", recalca RSF.
 
El proyecto de ley de "establecimiento, desarrollo y difusión de publicaciones y películas extranjeras en Macedonia" pretende reemplazar la legislación yugoslava de medios de comunicación extranjeros vigente desde 1974. Su primera lectura se presentó ante el parlamento el 17 de febrero y tendrá su segunda lectura en breve. 
 
Las principales innovaciones del proyecto de ley se refieren a los procedimientos para la acreditación de periodistas extranjeros y medios de comunicación, y han dado lugar a una gran preocupación en diversos sectores del país, incluida la Asociación de Periodistas de Macedonia.
 
Si la ley se aprueba en su forma actual, la responsabilidad de la acreditación de la prensa extranjera se transferirá al ministerio de Exteriores. Varios medios de comunicación nacionales, como el diario Utrinski Vestnik y la televisión Telma TV señalaron ante el parlamento que "el jefe del servicio diplomático decidirá quién puede y no puede convertirse en un interlocutor."
 
El ministro de Justicia, Biljana Brishkoska Boshkoski afirmó ante el parlamento que "sólo podrán estar en el país los medios extranjeros de comunicación cuyos países de origen hayan firmado un acuerdo bilateral con Macedonia".
 
El proyecto de ley, en su forma actual, sólo contempla una renovación de la acreditación de prensa a un año,  lo que limita la estancia en Macedonia de los profesionales de los medios de comunicación a dos años. La expedición de la acreditación tendrá un máximo de dos semanas, incluso para los equipos de televisión que tienen previsto gastar menos de un mes en el país.
 
Si un corresponsal extranjero o una sede de un medio de comunicación extranjero no respeta las legislación vigente en Madedonia verá inmediatamente retirado su permiso para operar en el país podría dar lugar a un proceso judicial con penas de hasta seis meses de cárcel.  
 
"Hacer que la acreditación de la prensa extranjera dependa de la buena voluntad de los funcionarios del gobierno, e introducir sanciones como las que contempla este proyecto de ley, es abrir la puerta a todas las formas imaginables de presión y censura " considera Reporteros Sin Fronteras.
 
A estas medidas se suma la prohibición de introducir más de cinco publicaciones por cabeza a todo aquel que pretenda entrar al país. La medida, que alega luchar contra el contrabando, impide la entrada de más de cinco publicaciones entre "libros, CDs, periódicos, revistas, software, publicaciones electrónicas, atlas, carteles, fotos, diapositivas y cualquier archivo de sonido o de vídeo que se reproduzca en el extranjero".
 
Por último, el artículo 18 del proyecto de ley prohíbe a los corresponsales extranjeros la "la recopilación de opiniones personales y otros datos de los ciudadanos macedonios mediante una investigación". Contravenir esta prohibición será sancionado con una multa de 100 a 300 euros para un periodista, y de 500 a 1.000 euros para un medio de comunicación.
 
Reporteros Sin Fronteras no quiere suponer que los redactores de este proyecto de ley hayan pretendido eliminar y castigar una de las bases de la actividad periodística: la entrevista y la recopilación de la opinión de la sociedad. Pero se pregunta sobre qué otro sentido encierra el término investigación.   La organización insta urgentemente a aclara estas disposiciones para evitar interpretaciones absurdas que podrían ser desastrosas para la libertad de prensa .
 
Macedonia ocupa el 94 de 179 de la última Clasificación Mundial de la libertad de prensa elaborad por Reporteros Sin Fronteras.