GRECIA | RSF pide al Gobierno griego que revoque el cierre de la televisión pública

12.06.2013 10:34

Reporteros Sin Fronteras urge al Gobierno griego a revocar inmediatamente su decisión de prescindir de la televisión pública de su país, ERT, que cuenta con un total de tres canales, y que ayer dejó de emitir a las ocho de la noche, pocas horas después del anuncio de su suspensión por parte del Gobierno.

Desde el Ejecutivo griego se alegan necesidades de reestructuración por el "elevado gasto" que supone la televisión pública, pero no se ha aclarado el futuro de dichas reformas.

"Reporteros Sin Fronteras manifiesta su sorpresa y consternación por esta medida tan repentina como salvaje. ¿Cree el Gobierno griego que así puede ahorrar en democracia?", se pregunta Christophe Deloire, secretario general de la organización.

"Con una crisis económica que compromete seriamente al país que ha sido cuna de la democracia, el cierre de los canales de la ERT demuestra un desprecio por la liberad de información, consagrada en el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los métodos del Gobierno son increibles", continúa Deloire.

La libertad de prensa ha disminuido considerablemente en Grecia desde 2011. El modelo financiero de los medios de comunicación del país se ha derrumbado y ha obligado a muchos periodistas a seguir trabajando desde Internet. En la actualidad crecen las webs de noticias, que cada vez nutren de información a un mayor número de ciudadanos. "Aunque esto suponga no recibir remuneración, por lo menos puedes ser útil e intentar hacer lo que no se puede hacer ya en los medios escritos", contaba, en 2011, un veterano periodista a Reporteros Sin Fronteras (Ver Informe sobre Grecia).

Los periodistas griegos se exponen además a un acoso judicial constante. Especialmente cuando indagan demasiado en los intereses de algunos negocios. Entre las víctimas se encuentra Kostas Vaxevanis, editor del semanario Hot Doc, enjuiciado por publicar la "Lista Lagarde", acusado de evadir impuestos.

En paralelo, los periodistas y los medios de comunicación, tanto tradicionales como en Internet, sufren también constantes amenazas y violencia por parte de los neonazis, agresiones de grupos radicales anarquistas mientras cubren las manifestaciones y agresiones de las fuerzas de seguridad, que muy frecuentemente son de un brutalidad extrema.

Grecia ocupa actualmente el puesto 84 de los 179 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras. En 2012 cayó 12 puestos con respecto al año anterior.