GRECIA | El portavoz del partido neonazi agrede y amenaza a varios periodistas

07.06.2012 21:20

 

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su indignación ante el ataque a varios periodistas y políticos perpetrado hoy por Ilias Kasidiaris, portavoz del partido neonazi griego Amanecer Dorado, durante un programa matutino de la cadena ANT1.

 

Kasidiaris insultó a la invitada del partido Syriza por referirse a los procesos judiciales aún pendientes contra él. Después de lanzarle un vaso de agua, atacó a otra invitada, Liana Kanelli, del partido comunista, momento en el que el programa se detuvo. El portavoz de Amanecer Dorado siguió agrediendo a los presentes, golpeando al presentador Giorgos Papadakis, a un cámara  y a dos periodistas. "Veréis lo que pasa como lo publiquéis" amenazó Kasidiaris a los periodistas que le fotografiaban.  

 

"El comportamiento de Ilias Kasidiaris es inaceptable e ilustrativo de la actitud agresiva del partido Amanecer Dorado frente a sus opositores políticos y a los medios de comunicación", condena Reporteros Sin Fronteras. "Este altercado está en consonancia con la retórica estridente del grupo neonazi ya confirmada en incidentes anteriores de la misma naturaleza. Sería inadmisible que Ilias Kasidiaris estuviese protegido por algún tipo de inmunidad parlamentaria y quedase exento de responsabilidades por poseer un escaño en el parlamento griego tras las últimas elecciones legislativas del 6 de mayo", afirma la organización. 

 

En el contexto de la grave crisis económica griega, cada vez es más difícil el ejercicio de la profesión periodística. El auge de grupos de extrema izquierda y de extrema derecha agrava la situación. Gil Shefler, periodista del Jerusalem Post, afirma haber sido golpeado hace dos días en Atenas, cerca del Museo Arqueológico Nacional, por encontrarse cerca del Ministerio de Cultura y del distrito anarquista."CAminaba por la calle cuando 15 hombres enmascarados atacaron a un grupo de persons" relató a Reporteros Sin Froneteras. "La mayoría de los que agredidos parecían inmigrantes, pero no puedo confirmarlo. No puedo asegurar que si los atacantes eran neonazis o todo lo contrario. Sin embargo, en cuanto saqué mi cámara, cinco de ellos me persiguieron, alcanzaron y golpearon con palos… a plena luz del día. la policía tardó 20 minutos en llegar" explicó Shefer que tuvo que ser hospitalizado con lesiones en la cabeza y en el pecho.