BRASIL | Asesinado en el estado de Maranhão el periodista Décio Sá

25.04.2012 18:14

 

  • Es el cuarto periodista asesinado en Brasil en lo que va de año
  • El arma del crimen podría ser una pistola únicamente empleada por la policía
 
El periodista de O Estado de Maranhão, Décio Sá, fue asesinado antes de ayer, el 23 de abril de 2012, en el estado de Maranhão. Según los testigos, el periodista estaba en el bar Estrela D´Alva, una zona turística de Sao Luis, cuando un individuo le disparó seis veces en la cabeza y huyó en una motocicleta que conducía un segundo cómplice. La policía encontró posteriormente el cargador de una pistola que podría coincidir con las balas que mataron al periodista. El supuesto arma del crimen es una pistola únicamente empleada por la policía, lo que desata todo tipo de especulaciones.
 
Reporteros Sin Fronteras pide que se aclaren todos los detalles de este asesinato rigurosamente planeado. "La muerte de Décio Sá debe poner en alerta a las autoridades brasileñas y recordar la necesidad de implantar medidas de seguridad para los profesionales de los medios de comunicación. Los periodistas deben poder trabajar libremente sin amenazas cuando denuncian casos de corrupción y todo tipo de ilegalidades" considera la organización.
 
El secretario de Seguridad Pública, Aluísio Mendes, aseguró ante los medios de comunicación que el asesinato de Décio Sá fue un "crimen encargado" y que los individuos que entraron en el bar iban con la premeditada intención de asesinar al periodista. 
 
Décio Sá era además bloguero. Su sitio web, O Blogue do Décio, era uno de los más visitados en el estado de Maranhao y abordaba temas de actualidad política, corrupción y crimen organizado. 
 
El incremento de la violencia en Brasil -ya observado en 2011 con tres periodistas asesinados a lo largo del curso- no parece disminuir. Al contrario, sólo en lo que va de año cuatro periodistas han muerto en el país gobernado por Dilma Roussef, que descendió 41 puestos en la última Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras.