BAHRÉIN | La justicia de Bahréin acusa formalmente a la periodista Nazeeha Saeed de trabajar irregularmente para medios extranjeros

19.07.2016 18:52

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su consternación por la acusación presentada por las autoridades bahreníes contra la periodista Nazeeha Saeed de trabajar para medios de comunicación extranjeros sin permiso.

 

RSF insta a las autoridades de Bahréin a dejar de acosar a esta periodista y permitirle seguir trabajando.

 

La corresponsal de France 24 y Radio Monte-Carlo Doualiya, Nazeeha Saeed, acudió a la fiscalía en compañía de su abogado, el 17 de julio, Hameed Al Mullah, como respuesta a una citación si saber que ya la estaban esperando. Tras ser interrogada, supo que la acusabn de trabajar ilegalmente para medios extranjeros.

 

“Pedimos a las autoridades de Bahréin que den un paso atrás en el acoso a esta periodista y la dejen seguir trabajando de una manera totalmente legal”, afirma Alexandra El Khazen, responsable de la oficina de Oriente Medio de Reporteros Sin Fronteras. “Condenamos este intento de las autoridades de impedirla trabajar, primero imponiendo una injusta e incomprensible prohibición de ejercer su profesión, y luego acusándola de hacerlo ilegalmente pese a tener todos sus papeles en regla”, añade El Khazen.

 

Saeed está acusada de trabajar para medios extranjeros sin el permiso necesario del ministerio de Información. En los últimos 12 años ha estado trabajando con un permiso que se renueva anualmente y, como de costumbre, pidió su renovación cuando expiraba su validez, en marzo, pero le fue denegada finalmente en junio por supuestas causas relacionadas con su tarea como corresponsal.

 

Saeed asegura que es la primera vez en 12 años que ha visto denegado su permiso y se enfrenta ahora a una posible multa de 2.400 euros. La acusación se produjo ademas dos semanas después de haberle prohibido dejar el país. 

 

La periodista había participado en la campaña #FightImpunity lanzada en noviembre de 2015 con el objetivo de presionar a los gobiernos para que lleven ante la justicia a los responsables de crímenes contra periodistas que no han sido todavía juzgados.

 

Cabe recordar que Saeed lleva años luchando porque se haga justicia tras haber sido torturada por una mujer policía, en 2011, durante 13 horas, en la comisaría de Rifa a la que había sido citada por su cobertura de las manifestaciones prodemocráticas que tuvieron lugar en el país.

 

En noviembre de 2015, Reporteros Sin Fronteras condenó la decisión de las autoridades bahreníes de no juzgar a los responsables de haber torturado de Saeed. El Ministerio se escudó en la supuesta ausencia de pruebas suficientes para hacerlo.

 

Al menos 15 informadores, entre periodistas y bloqueos, están detenidos en la actualidad en el reino de Bahréin, que ocupa el puesto 162 de los 180 países que ocupan la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.