SERBIA | RSF recuerda a las autoridades serbias la necesidad de proteger a los periodistas

05.01.2019 18:46

 

Reporteros Sin Fronteras pide a las autoridades serbias que no minimicen las amenazas y los ataque físicos recibidos por periodistas. La sucesión de casos en las últimas semanas revelan la necesidad mejorar la protección de los informadores en el país.

 

El último caso fue un intento de entrar por la fuerza en el domicilio del periodista de investigación Milan Jovanovic, conocido por tratar temas de corrupción que afectan a políticos locales. Había tenido que mudarse tras el incendio en su casaca de Belgrado, el 12 de diciembre, por el lanzamiento de un cóctel molotov. Jovanovic, que estaba en su apartamento en esta última ocasión, no tiene protección policial pese a haberla solicitado y a haber trasladado sus temores por su integridad. El Presidente Aleksandar Vucic ha dicho al respecto que se trata “solamente de un robo”.


“Condenamos firmemente estos comentarios del Presidente que minimizan las amenazas a los periodistas”, afirma RSF. “Esta violencia no puede tomarse a la ligera. Las autoridades deben aceptar que tienen un deber con la protección a todos los periodistas que son blanco de acoso por causas relacionadas con transmitir noticias e información, o como resultado de sus reporterismo de investigación”.


La Asociación de Periodistas de Vojvodina también ha condenado los comentarios del Presidente, que ha tachado de “muy peligrosos”.


La conocida reportera de investigación Tatjana Vojtehovski, que critica habitualmente al Presidente en Twitter, también ha sido blanco de amenazas de muerte y de violación a finales de diciembre. Unas amenazas igualmente dirigidas a su hija.


Vojtehovski ha sido previamente blanco de amenazas en meses anteriores, cuando hizo una serie de reportajes televisivos sobre la supuesta corrupción de una fábrica en la ciudad de Lucani. Pese a la detención de un sospechoso y la emisión de una orden de detención de un segundo, sigue reviviendo amenazas.


El pasado 30 de diciembre, durante la entrevista para N1 TV , el Presidente Vucic tuvo un enérgico enfrentamiento con un equipo de periodistas sobre los últimos ataques a reporteros y el actual clima en el que vive la prensa serbia. Mientras seguía minimizando los últimos eventos, el Presidente reclamaba que combatía la impunidad y que los responsables de la violencia contra los periodistas críticos con el Gobierno serían detenidos.


La retórica contra los medios de comunicación se ha alimentado desde altos niveles del gobierno, mientras Serbia continua enfrascada en una profunda crisis política y social, que resulta en un empeoramiento diario del clima en el que vive la prensa.


Serbia ocupa el puesto 76 de los 180 países que conforman la actual  Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa  elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.