RUMANIA | Violenta detención del reportero alemán Cristiano Gesellmann mientras cubría una manifestación

03.02.2017 21:46

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena la violenta detención del cámara freelance alemán Cristiano Gesellmann cuando cubría una manifestación contra el gobierno en Bucarest, el miércoles 1 de febrero.

 

Los policías golpearon a Gesellmann y lo retuvieron durante varias horas por negarse a entregarles o a eliminar el vídeo que había grabado sobre los enfrentamientos entre agentes de seguridad y unos vándalos durante la protesta.

 

Gesellmann no estaba claramente identificado como periodista y no tenía carnet de prensa rumano, pero los policías podían haber podido confirmar sin problemas que era periodista en lugar de detenerlo e incautarse del material grabado.

 

Los periodistas rumanos denuncian a menudo que son objeto de intimidación. En los últimos dos años se han registrado muchos casos de acoso político y económico.

 

"Pedimos a las autoridades rumanas que respeten la ley y que dejen de pedir a los periodistas que les entreguen o borren sus fotos o vídeos", declara Pauline Ades-Mével, responsable de Reporteros Sin Fronteras para la Unión Europea y los Balcanes. "El trabajo de los periodistas es cubrir acontecimientos. Cualquier injerencia de este tipo en su trabajo constituye una violación de la libertad de prensa".

 

Rumania ocupa el puesto 49, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de Reporteros Sin Fronteras.