OMÁN | En libertad provisional dos periodistas del diario Azamn detenidos en verano

10.10.2016 20:29

 

Ibrahim Al-Maamari, director del periódico independiente omaní Azamn, y el redactor jefe del mismo diario, Youssef Al-Haj, han sido puestos en libertad provisional este 10 de octubre. Detenidos este verano por publicar un caso de corrupción, su caso se verá en apelación el próximo 7 de noviembre.

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF)sigue insistiendo en que los periodistas deben ser liberados incondicionalmente y que a su periódico, cuyo cierre definitivo se ordenó en septiembre, se le debe permitir reanudar la publicación.

 

Al-Maamari y Al-Haj quedaron en libertad después de que el tribunal de apelación, a petición de sus abogados, redujeran la fianza a 2.000 riales (4.000€) desde los 50.000 riales (110.000€) establecidos por el tribunal que los condenó. El tercer acusado en este caso, el jefe de información local de Azamn, Zaher Al-Abri, está en libertad condicional desde el 22 de agosto.

 

"Estos tres periodistas han sido puestos en libertad provisional, pero no son culpables de ningún delito, por lo que las autoridades deben revocar su condena y permitir que el periódico reanude la publicación", dijo Alexandra El Khazen, responsable de Reporteros Sin Fronteras para Oriente Medio. "También condenamos la censura de este caso, que ha sido impuesta por las autoridades. Los medios de comunicación deben poder cubrir los procesos con normalidad".

 

Durante la audiencia de este 10 de octubre, el tribunal volvió a prohibir a los medios de Omán publicar o difundir cualquier informe acerca de las audiencias de apelación.

 

Detenidos en julio y agosto en relación con su cobertura de un presunto caso de corrupción judicial, los tres periodistas fueron condenados el 26 de septiembre. Al-Maamari y Al-Haj fueron condenados a tres años de prisión, una multa elevada y la prohibición de trabajar como periodistas durante un año después de su puesta en libertad.

 

Al-Abri fue condenado a un año de prisión y una multa, mientras que el periódico fue prohibido para siempre.

 

El Sultanato de Omán está en el puesto número 125, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016 de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.