MYANMAR | El tribunal de apelación confirma los siete años de cárcel a los periodistas de Reuters

11.01.2019 16:52

 

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su consternación por la decisión del tribunal de apelación birmano que ha confirmado la sentencia a siete años de cárcel impuesta a los periodistas de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo. RSF urge a las más altas autoridades del Estado a poner fin a esta pesadilla.


En un decisión desconcertante, el alto tribunal de Yangon les ha considerado culpables de violar la Ley de Secretos de Estado y ha puesto fin así a este proceso judicial, al que están sometidos desde que fueron detenidos en diciembre de 2017.


"Todo en este caso, tanto la sentencia como la posterior conducta, pedía que se revocara la decisión de condenarles a prisión, pero el sistema de justicia birmano ha mostrado su determinación en castigar a Wa Lone y Kyaw Soe Oo, pese a que únicamente se han limitado a ejercer su profesión", afirma Daniel Bastard, responsable la oficina de Asia - Pacífico de Reporteros Sin Fronteras.

 

"Esta decisión constituye una evidencia más de la inaceptable manipulación del sistema judicial birmano por el ejecutivo, y lo que ello significa, el fin de la transición democrática en Myanmar. Pedimos a las más altas instancias políticas que perdonen a estos periodistas para que puedan reunirse lo antes posible con sus familias".

 

El Presidente Win Myint, aliado del gobierno liderado por Aung San Suu Kyi, tiene el poder de emitir estos perdones, que se otorgan tradicionalmente en abril, con motivo del año nuevo birmano. Más allá de cómo termine este caso, las autoridades han mandado un mensaje a los periodistas: éste es el precio que pagaréis si os atrevéis a investigar temas fuera de los límites.


Wa Lone y Kyaw Soe Oo informaron sobre la masacre a civiles de la comunidad Rohingya por parte de soldados en Inn Din, unos hechos ampliamente calificados como una limpieza étnica. Su detención se consideró un castigo orquestado por las fuerzas de seguiridad.


La región donde se produjo la masacre sigue estado inaccesible para la prensa, más allá de los que han ido  en visitas propagandísticas. Las autoridades controlan de cerca la zona.

 

Reporteros Sin Fronteras publicó en octubre un informe de incidentes sobre el deterioro del clima, la autocensura, la transparencia y la independencia de la prensa.


Myanmar ocupa en la actualidad el puesto 137 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.