KAZAJISTÁN | El bloguero acusado de "incitar al odio religioso" sale de la cárcel

05.09.2013 19:11

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su satisfacción por la salida de la cárcel del bloguero Alexander Kharlamov, pero pide a las autoridades del Kazajistán que retiren todos los cargos contra él y le devuelvan su plena libertad, revocando el arresto domiciliario al que está sometido. El bloguero, conocido por sus denuncias a la corrupción y críticas a la religión fue acusado de "incitar al odio religioso".

Un tribunal de la ciudad de Ridder ordenó el traslado de Kharlamov de la prisión de Oskemen a su domicilio, poniendo fin a una detención que empezó el 14 de marzo. Su juicio, bajo la acusación de "incitar al odio religioso", empezó el 19 de julio, pero la fiscalía solicitó una investigación adicional un mes después. Según la agencia Ferghana, Kharlamov, ha perido 20 kilos durante su detención.

"La situación de Kharlamov se prolonga desde hace demasiado tiempo. Después de pasar seis meses en prisión preventiva, incluidas varias semanas en un centro psiquiátrico contra su voluntad, no se ha demostrado ninguna evidencia de los cargos que se le imputan", denuncia Reporteros Sin Fronteras. La organización pide a las autoridades judiciales que reconozcan la ausencia de pruebas que se ha puesto de manifiesto tras el desarrollo de la investigación independiente encargada por la fiscalía y compensen al bloquero. "La creciente práctica de ingresar en centros psiquiátricos a la disidencia pone en evidencia un preocupante rebrote de las prácticas soviéticas en Kazajistán", denucnia RSF.