IRÁN | RSF pide el fin del arresto domiciliario de Mehdi Karoubi, Mir Hossein Mousavi y Zahra Rahnavard

14.02.2014 23:09

Mehdi Karoubi y Mir Hossein Mousavi, propietarios de los periódicos -ya cerrados- Etemad Melli y Kalameh Sabaz, respectivamente, y la escritora Zahra Rahnavard, cumplieron, el 11 de febrero, 1100 días de arresto domiciliario.


Después de participar en las protestas contra la elección del Presidente Ahmadineyad, en junio de 2009, Karoubi, Mousavi y Rahnavard fueron detenidos en febrero de 2011 tras sus llamamientos a la solidaridad entre las distintas Primaveras Árabes. Desde entonces, llevan casi tres años privados de todos sus derechos.

El hijo de Karoubi informó en la web Kalameh que su padre estaba de nuevo bajo arresto domiciliario después de haber estado un corto periodo de tiempo en paradero desconocido. "Los agentes del ministerio de Inteligencia  están en el primer piso de la casa y controlan todos los movimientos", ha detallado. "También han cortado todos los medios de comunicación posibles, como Internet o los teléfonos", añade.

Karoubi había vuelto a ser detenido en un lugar desconocido después de haber sido sometido a dos operaciones por sus problemas cardiacos. Desde mediados de 2013 ha estado hospitalizado en cinco ocasiones, según cunea su mujer Fatemeh Karoubi. Mousavi y Rahnavard también han tenido que ser hospitalizados -en agosto de 2012, septiembre de 2013 y octubre de 2013- por problemas cardiacos. En todo momento han estado vigilados de cerca por los agentes del ministerio de Inteligencia y la Guardia Revolucionaria.

Reporteros Sin Fronteras denuncia la detención arbitraria de los tres, que no tiene ninguna base legal, ni en la justicia iraní, ni en la legislación internacional: "Promover estas detenciones arbitrarias y la impunidad con que se producen es responsabilidad del Líder Supremo Alí Jamenei y supone una violación del artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de los artículos 9 y 11 del Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y de los artículos 32 y 39 de la Constitución iraní", recuerda RSF.