IRÁN | RSF pide a Irán que libere a un bloguero grevemente enfermo

13.12.2012 00:01

 

  • Hossein Ronaghi Maleki, condenado a 15 años de prisión, está apadrinado por periodistas españoles.
  • Tras haber sido puesto en libertad provisional, en julio, por motivos médicos, fue encarcelado de nuevo en agosto.

 
Reporteros Sin Fronteras ha pedido a las autoridades de Irán que pongan en libertad a Hossein Ronaghi Maleki, un bloguero encarcelado por sus informaciones sobre las polémicas elecciones de 2009, cuando se cumplen tres años de su primera detención. Ronaghi Maleki está apadrinado por periodistas españoles, a través de RSF-España.

Ronaghi Maleki fue detenido el 13 de diciembre de 2009, y condenado, el 5 de octubre de 2010, a 15 años de prisión, en un juicio manifiestamente injusto. Se le acusó de colaborar con Irán Proxy Group (un grupo que ayuda a los iraníes a burlar la censura en Internet) y por “insultar” al presidente y al líder supremo de Irán.

Durante su encarcelamiento sufrió graves problemas renales, posiblemente relacionados con las torturas a las que fue sometido, según denunció en los tribunales.

El 2 de julio de 2012 fue puesto en libertad provisional por motivos médicos, tras el pago de una fianza de diez mil millones de riales (unos ochocientos quince  mil dólares). Pero fue detenido nuevamente, el 22 de agosto, junto a otros defensores de derechos humanos, cuando participaba en un campamento de socorro a las víctimas de los terremotos en la provincia de Arzebaiyán Oriental, según denunció Amnistía Internacional.

Fue enviado a la prisión de Tabriz, donde al parecer le acusaron formalmente de “distribuir productos sin limpiar y antihigiénicos”. Se cree que fue golpeado brutalmente en los riñones, por lo que tuvo una hemorragia en la herida de una reciente operación.

El pasado 3 de noviembre inició una huelga de hambre para protestar por su situación, según informaciones difundidas por la oposición iraní. Posteriormente se informó que al menos otro preso se había puesto en huelga de hambre para mostrar su preocupación por el deterioro de la salud de Hossein Ronaghi Maleki.