IRÁN oculta las cifras del coronavirus e impide la información independiente

28.02.2020 14:56

 

Según las informaciones oficiales iraníes actuales, la epidemia del coronavirus se ha cobrado la vida de 15 personas y hay un total de 95 contagiados en la República Islámica, que parece estar ocultando información sobre la epidemia siguiendo el ejemplo de China. Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena la persecución de Irán a los medios de comunicación y a los periodistas que publican información independiente.

 

La presencia del coronavirus, conocido como Covid-19 en Irán, se reveló repentinamente cuando los medios progubernamentales informaron el 20 de febrero de que dos iraníes habían muerto en la ciudad sagrada de Qom después de dar positivo en el virus. Desde entonces, las autoridades insisten en que tienen la situación bajo control, pero se han negado a publicar cifras exactas de muertes y contagios, y han obstaculizado a los periodistas que intentan cubrir la historia.

 

Funcionarios del servicio de inteligencia de la Guardia Revolucionaria convocaron e interrogaron al periodista freelance Mohammad Mosaed el 23 de febrero, en relación con los mensajes que había publicado en las redes sociales sobre la epidemia. Fue liberado después del interrogatorio, pero le retuvieron su teléfono y su ordenador, y le cerraron sus cuentas de Twitter y Telegram.

 

En un comunicado a la prensa al día siguiente, el representante parlamentario de Qom, Ahmad Amir Abadi Frahani, llamó la atención sobre un ejemplo de desinformación del gobierno. "La epidemia comenzó hace tres semanas, pero el Ministerio de Salud tardó en anunciarlo", afirmó. "En dos semanas, 50 personas han muerto por el virus en Qom". Al parecer, el brote empezó en una escuela coránica local que recibe estudiantes religiosos musulmanes de China.

 

El director general del Ministerio de Salud, Iraj Harirchi, desmintió inmediatamente la reclamación del diputado Frahani y, utilizando el término empleado dos días antes por el Líder Supremo, Ali Khamenei, denunció la "guerra de propaganda". Al día siguiente, tanto Frahani como Harirchi se enteraron de que estaban infectados con el virus.

 

En las redes sociales, los periodistas han estado protestando contra la censura, las mentiras y la incapacidad de los funcionarios a cargo. Los usuarios de Internet en varias ciudades iraníes también informaron de que no se puede acceder al mapa online creado por el Centro Johns Hopkins de Ciencia e Ingeniería de Sistemas que rastrea los casos del coronavirus Covid-19 en todo el mundo en tiempo casi real.

 

En respuesta a las protestas en internet, el jefe de la policía informática FATA, Vahid Majid, anunció que alrededor de 30 personas fueron detenidas en varias provincias y acusadas de "difundir noticias falsas online sobre la expansión del virus".

 

"Durante el año pasado, la República Islámica ha estado ocultando información sobre crisis y catástrofes, sobre inundaciones, protestas masivas y la caída del avión de pasajeros ucraniano", señala Reza Moini, jefe del departamento de RSF para Irán. "El respeto del derecho del público a la información periodística completa, independiente, diversa y de calidad, tal como está consagrado en la Declaración Universal de Derechos Humanos, es la mejor manera de proteger a la población y combatir los rumores. Retener información puede matar".

 

Irán ocupa el puesto 179 entre 180 países en la  Clasificación Mundial  de la Libertad de Prensa 2019 de RSF. Ver también el Informe/Balance Anual de la organización.