IRÁN | Alarma por el estado de salud de dos periodistas encarcelados en la prisión de Evin

23.05.2016 19:34
Reporteros Sin Fronteras denuncia la falta de transparencia y la negación de justicia que rodea a la hospitalización del periodista Mohammad Sedegh Kabodvand, en huelga de hambre desde el 8 de mayo para protestar por su continuada detención y el acoso judicial al que está sometido en los últimos meses. 
 
Kabodvand tuvo que ser hospitalizado el 21 de mayo tras sufrir un colapso en su celda de la cárcel de Evin, a la que no obstante ha vuelto tan sólo 24 horas después. Su familia ha podido visitarlo hoy, 23 de meyo, pero esta muy débil y no consigue mantenerse en pie. De momento continúan su huelga de hambre mientras su estado de salud se vuelve cada vez más preocupante. 
 
Además, ha desaparecido Ehssan Mazndarani, periodista que también estaba encarcelado en la prisión de Evin. Su mujer, Malieh Hossieni, ha contado que el juez Mohammad Moghiseh, del Tribunal de la Guardia Revolucionaría, ordenó el 17 de mayo su traslado a la sección 2A de la cárcel, controlada por dicha Guardia Revolucionaria. Pero los oficiales responsables afirmaron, el 20 de mayo, tres días después, no saber dónde estaba. Mazndarani fue detenido el 2 de noviembre de 2015 con otros tres periodistas y sentenciado a siete años de cárcel, el 26 de abril.
 
Reporteros Sin Fronteras urge al Relator Especial la ONU para los Derechos Humanos en Irán, Ahmed Shaheed, que actúe rápidamente y pida explicaciones oficiales a las autoridades iraníes. Bajo el Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos, suscrito por Irán, la negación de atención médica constituye una violación de la prohibición de tortura y trato cruel, inhumano o degradante.