FRANCIA | RSF reclama los mismos derechos para los periodistas de la Polinesia francesa que los del resto de la administración francesa

20.10.2016 19:14

 

Reporteros Sin Fronteras urge al Parlamento de la Polinesia francesa a ignorar el llamamiento del Consejo Económico, Sociológico y Cultural del Archipiélago que pide una modificación de una ley que persigue mejorar la protección para los periodistas y dar mayores garantías a la libertad de prensa, pero que dicho Consejo no quiere hacer extensible a los periodistas de la Polinesia francesa.

 

La ley contiene una serie de enmiendas al código laboral que garantizarían la independencia de los medios y protegerán a los periodistas en el caso de que finalice su contrato. No sólo garantiza que fuesen compensados en caso de despido, pero también en otras circunstancias, protegiendo su derecho a sus creencias y su derecho a una compensación si dejan el medio por iniciativa propia.

 

Sin embargo, el Consejo ha pedido cambios a en la legislación  para que no sea aplicable a los periodistas de la Polinesia francesa alegando que el reducido tamaño del territorio en el que operan tiene un mercado muy pequeño y un muy reducido número de organizaciones de medios.

 

Es la segunda vez en estos cuatro últimos años que el Consejo se ha opuesto a una legislación diseñada para proteger la independencia de los periodistas en la Polinesia francesa.

 

"Las garantías para que los periodistas pueden rechazar una orden si consideran que viola sus principios profesionales éticos o en el caso de tener que seguir una nueva línea editorial en el medio por un cambio de propietario, son garantías que existen en todas las democracias del mundo y deberían existir en la Polinesia francesa también", afirma Pauline Adès-Mével, responsable de la oficina de Unión Europea-Balcanes de Reporteros Sin Fronteras.



"Por ello pedimos a la asamblea de la Polinesia francesa que apoye a la libertad e independencia de la prensa aprobando estos puntos cuando sea votada la legislación", concluye.

 

Francia ocupa el puesto 45 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.