EE.UU. | Preocupación en RSF por el encubrimiento de agentes del FBI como periodistas

18.10.2018 23:01

 

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su preocupación por las instrucciones del FBI de hacerse pasar por periodistas en actividades y operaciones encubiertas, como reflejan los documentos publicados el 5 de octubre sobre un programa que supone una amenaza para la credibilidad del periodismo independiente.


EL FBI publicó el 5 de octubre sus instrucciones para hacerse pasar por periodistas y directores de documentales en sus actividades encubiertas. La información se ha conocido por la denuncia del Reporters Committee for Freedom of the Press (RCFP) que pidió al FBI, en base a la Ley de Libertad de Información, detalles sobre suplantaciones de documentalistas. Entre las directrices del FBI a sus empleados están obtener permisos para hacerse pasar por miembros de los medios de comunicación, como solicitaar al Comité de Revisión de Encubrimiento de la sede del FBI, o recibir el consentimiento del vicerrector de la agencia, que tiene que consultarlo primero con el fiscal general. Las directrices no detallan sin embargo el criterio que el vicedirector y el fiscal general siguen para aprobar estas solicitudes.


“La suplantación de periodistas y directores de documentales por parte del FBI es motivo de gran preocupación para la comunidad de la libertad de prensa”, afirma Margaux Ewen, responsable de la oficina de América del Norte de Reporteros Sin Fronteras. “Cualquier duda sobre la identidad de los periodistas y directores de documentales para investigar puede poner en peligro el trabajo de éstos ente entornos hostiles que pueden usar este programa como excusa para dañarlos seriamente”.

  
Entre los argumentos legales de la denuncia del RCFP, se incluían los testimonios de dos directores de documentales -David Byars y Abby Ellis— que aseguraban que estas suplantaciones por parte del FBI habían dificultado su trabajo.


Mientras el FBI ha suplantado a periodistas y directores de documentales de manera encubierta desde hace décadas, estos documentos con estas directrices nunca se habían visto antes. Desde 2014 se creó una atención especial sobre estas prácticas cuando el director del FBI, James Comey reveló que un agente se había hecho pasar por un reportero de Associated Press durante años para una investigación criminal. Sigue sin conocerse con cuánta frecuencia ha  empleado el FBI esta práctica. 


Estados Unidos ocupa el puesto 45 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa.


Consulta más información sobre Estados Unidos en el Informe Anual elaborado por RSF-España.