BIELORRUSIA | El acoso a periodistas alcanza cifras récord en multas

14.11.2018 19:16

 

Reporteros Sin Fronteras pide a los socios internacionales del gobierno bielorruso que reaccionen a la persecución a periodistas, que ha alcanzado aproximadamente el centenar de multas impuestas este año a reporteros que trabajan para medios en el exilio. Un cifra récord.


En lo que va de 2018 se han impuesto no menos de 99 multas a periodistas bielorrusos “que trabajan para medios extranjeros sin acreditación”. De ellas, 91 corresponden a trabajadores de un sólo medio, Belsat TV, una televisión bielorrusa exiliada a la vecina Polonia.


“Estas cifras no tienen precedentes y están destinadas únicamente a amordazar a los periodistas independientes", advierte Johann Bihr, responsable de la oficina de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin Fronteras. “Es parte de la campaña de acoso a las últimas voces críticas en el país. Los socios internacionales de Bielorrusia deben presionar a las autoridades del país sin más demora”, añade.

 

Los métodos utilizados son clásicos. Las autoridades fuerzan a los medios independientes a establecerse en el exterior y luego se niegan a darles acreditación de prensa como corresponsales, lo que significa que tienen que trabajar irregularmente. Las cifras de multas han aumentado de forma exponencial: 10 en 2016, 69 en 2017 y 99 en lo que va de 2018.


Algunos periodistas tienen especial atención. Con diez multas el año pasado, el periodista de Belsat TV, Kastus Zhukouski, ya lleva 12 en 2018, que ascienden en total a 4.700 euros. Volha Chaychyts, que también trabaja para Belsat TV, ha recibido nueve multas por un valor total 3.880 euros. Cabe recordar que el salario medio mensual en Bielorrusia es de 400 euros.


La Asociación Bielorrusa de Periodistas y otras ONG internacionales - entre ellas RSF- han pedido una revisión de la ley de acreditación de medios extranjeros en vigor desde 2008. Pero las autoridades siguen endureciendo esta legislación en lugar de relajar sus condiciones.


Entre las enmiendas adoptadas en junio se amplió el sistema a los acreditaciones de medios online. Y recientemente un decreto ha condicionado todos los permisos de radiodifusión a medios extranjeros al permiso otorgado por una comisión que informa directamente al ministerios de Información.


Bielorrusia ocupa el puesto 155 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.


Consulta más información sobre Bielorrusia en el Informe Anual elaborado por RSF-España.