ALEMANIA | Tres Relatores Especiales de Naciones Unidas critican la reforma de la Ley del servicio de inteligencia extranjera

05.09.2016 18:12

Tres relatores especiales de Naciones unidas advierten que la nueva ley sobre el Bundesnachrichtendienst (BND), el servicio de inteligencia extranjera de Alemania, de adoptarse finalmente, puede violar los estándares internacionales en materia de derechos humanos. David Kaye (Relator Especial para la Libertad de Opinión y Expresión), Michel Forst (Relator Especial para la Situación los Defensores de los Derechos Humanos) y Mónica Pinto (Relatora Especial para la Independencia de Jueces y Abogados) han expresado su “preocupación por que la ley pueda amenazar el ejercicio de la libertas de expresión” en una carta enviada al embajador alemán de Naciones Unidas en Ginebra.

 

La reacción de los Relatores Especiales coincide con la postura manifestada por la coalición de 16 organizaciones internacionales de medios y derechos humanos, entre las que se encuentra Reporteros Sin Fronteras, que a principios de agosto solicitó la revisión de la legislación a través de una petición online que hasta la fecha ha obtenido más de 5.000 firmas.

 

“El hecho de que tres Relatores Especiales de Naciones unidas manifiesten su preocupación con esta legislación indica hasta qué punto consideran que puede afectar a los derechos humanos”, afirma Matthias Spielkamp, miembro de la sección alemana de Reporteros Sin fronteras. “La postura de Naciones Unidas debería hacer reaccionar al gobierno alemán con respecto a la necesaria revisión de esta ley, que necesita garantizar la confidencialidad de los periodistas extranjeros, en igualdad con sus colegas alemanes", añade.

 

Los Relatores Especiales de Naciones Unidas hacen además especial hincapié en el hecho de que la ley no ofrece suficientes garantías a los ciudadanos no alemanes de que no sean vigilados por los servicios de Inteligencia y subrayan que el derecho a la libertad de expresión -protegido por el Convenio Internacional de Derechos Civiles y políticos- debe aplicarse con independencia de las nacionalidades y las fronteras. Añaden también que los límites al derecho a la libertad de expresión deben aplicarse de manera no discriminatoria.

 

El gobierno alemán presentó el borrador de la reforma de esta legislación el pasado mes de junio. Dicho borrador será discutido expertos parlamentarios a finales de septiembre, antes de ser presentado para su segunda y tercera lectura, previsiblemente en octubre.