III PROGRAMA DE ACOGIDA | Andrea Aldana (Colombia)

0
1905

Andrea Aldana lleva más de trece años cubriendo temas relacionados con el conflicto armado, mafias y narcotráfico. Desde hace cinco años es investigadora de la Fundación Paz y Reconciliación, colaboradora del periódico ‘El Espectador’ y parte del comité editorial del periódico ‘Universo Centro’.

Ha sido productora del programa ‘Clandestino’ de Discovery Channel y productora de campo del documental ‘El mercado de la inocencia’ sobre la explotación sexual infantil asociada al turismo en Medellín y su relación con el narcotráfico, realizado por la productora 93 Metros para Discovery Channel y ganador de la Gold Medal en el New York Festival.

Trabajó como productora local para la revista National Geographic y Vice News en investigaciones periodísticas que documentan la vida dentro de la guerrilla del ELN. Colaboró para ‘Pasaporte Pampliega’ de la cadena canal Cuatro (España), con un trabajo periodístico sobre el sicariato en Medellín, así como para la productora londinense Wall to Wall en la serie ‘Narco Wars’, que narra la historia transnacional del narcotráfico en Colombia, México y Brasil y que actualmente emite National Geographic TV.

Desde los territorios rurales colombianos, Aldana ha cubierto el proceso de paz con la guerrilla de las Farc y sus consecuencias en Colombia.

Actualmente adelanta la investigación y redacción de una serie de reportajes que documentan todas las violencias y conflictos armados que aún continúan en territorio colombiano a pesar del proceso de paz.

Aldana fue finalista del Premio Nuevas Plumas de México (2015) y del premio de Periodismo Regional Semana – Grupo Argos (2020). Así mismo, en noviembre de 2020, recibió el reconocimiento del jurado en la categoría crónica del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar. De enero a octubre de 2020 fue reportera, investigadora y productora del espacio ‘El Poder’ del canal digital de la Revista Semana, un programa reconocido por ser crítico, que el pasado 19 de octubre fue cancelado y todo su personal despedido, episodio que generó rechazo nacional y fue calificado como censura.

Por su compromiso con el periodismo ético y la justicia social, Aldana ha sufrido amenazas y agresiones que no han sido atendidas por las autoridades de su país, especialmente porque la mayoría de las agresiones que ha recibido vienen de parte de agentes estatales.