CHINA | Detenido el comentarista político Guo Feixiong por «subversión»

0
677

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide la puesta en libertad de Guo Feixiong, veterano defensor de la libertad de prensa en China, tras ser acusado formalmente de «incitar a la subversión del poder del Estado», más de un mes después de su detención.

El comentarista político chino y abogado de derechos humanos Yang Maodong, más conocido bajo el seudónimo de Guo Feixiong, ha sido acusado formalmente de «incitar a la subversión del poder del Estado» el 12 de enero de 2022, tras más de un mes de detención en la ciudad de Guangzhou (sur de China). No se sabía nada de Guo desde el 5 de diciembre de 2021, después de comunicar a sus allegados en un mensaje que sería detenido.

Guo Feixiong, de 55 años, ya fue encarcelado desde 2006 a 2011 por supuesta «actividad empresarial ilegal» tras la publicación de un libro titulado Shenyang Political Earthquake, en el que investigaba la corrupción gubernamental en la provincia de Liaoning; y entre 2013 y 2019 por «reunir a multitudes para alterar el orden social» después de que pronunciara un discurso en apoyo a la libertad de prensa en una protesta contra la censura de un periódico local. Durante su estancia en prisión, Guo fue sometido a torturas que incluían descargas eléctricas.

«Al volver a detener a Guo Feixiong, después de haberlo hecho ya durante once años, el régimen chino demuestra su voluntad de silenciar a toda costa a uno de los más firmes defensores de la libertad de prensa en China«, declara el director del área de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en Asia Oriental, Cédric Alviani, que insta a la comunidad internacional a aumentar la presión sobre Pekín para «conseguir la liberación de Guo, junto a la de todos los demás periodistas y defensores de la libertad de prensa detenidos en China».

El 28 de enero de 2021, Guo Feixiong intentó salir de China con destino a Estados Unidos para visitar a su esposa Zhang Qing, enferma terminal, pero le negaron el embarque. Zhang falleció a principios de este mes, antes de poder reunirse con su marido.

RSF ha publicado recientemente un informe de investigación sin precedentes, titulado «El gran salto atrás del periodismo en China», que revela la campaña de represión, hasta ahora inédita, dirigida por Pekín contra el periodismo y el derecho a la información en todo el mundo.

China, que ocupa el puesto 177 de 180 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de 2021 de RSF, es el mayor captor de periodistas del mundo, con al menos 128 detenidos.