YEMEN | Preocupación por nuevos ataques a periodistas

25.09.2013 11:32

Desde la salida del presidente Ali Abdullah Saleh, en 2012, la libertad de información mejoró considerablemente en Yémen, pero esta evolución sufre ahora un visible retroceso con el aumento de amenazas y agresiones a los profesionales de los medios de comunicación por parte de la oposición al presidente Abd Rab Mansour Hadi y varios grupos armados.

Reporteros Sin Fronteras condena los últimos ataque a periodistas, que tienen el derecho a ejercer su profesión sin arriesgar su vida, y pide a las autoridades yemeníes que pongan en marcha  investigaciones independientes que den con los responsables de dichos ataques.

En uno de los últimos incidentes, el 18 de septimebre, cuatro empleados de la cadena Al-Arabiya TV – el director de informativos Jamal Noman y los cámaras Fouad Al-Khadar, Abdallah Asoufi y Fath Al-Jabari - fueron agredidos, insultados y amenazados por los participantes de una manifestación, en Sanaa, que pedía a el enjuiciamiento a los responsables de la "Masacre de Kentucky" de 2011.

Dos individuos, al parecer simpatizantes de la independencia del sur del país, agredieron al cámara de Suhail TVNabeel Ahmad, y le intentaron quitar su cámara cuando filmaba un documental en un suburbio de la ciudad de Aden, el 9 de septiembre.

El equipo del periódico Al-Sharea denunció haber recibido amenazas telefónicas ordenando "dejar de publicar cualquier información sobre Al-Qaeda y Arabia Saudí" si no querían ver la sede del diario quemada con todos sus empleados dentro.

El 14 de septuiembre, miembros de la Agencia Nacional de Seguridad detuvieron a editor jefe del portal de noticias Al-Wahdawi.net, Adel Abdu Al-Mughni, durante varias horas en el aeropuerto internacional de de Sanaa, cuando volvía de un seminario para periodistas en Marruecos.

La Agencia Nacional de Seguridad amenazó al periodista y activista de los derechos humanos Mohammed Al-Abbsi, como reacción a una carta enviada por el periodista al ministro del petróleo, pidiendo la dimisión de los miembros sindicales que estaban presionando para que se produjera una huelga en la industria del petróleo. Además, Abbsi y el editor del periódico Al-Neda, Sami Ghalib, no han podido acudir a una invitación al parlamento Sueco y la Universidad de Copenhague. Suecia y Dinamarca no tiene consulado en Yemen y los  periodistas solicitaran a la embajada francesa visados para el "área Schengen" de la UE, pero la solicitud fue rechazada.

La delegation de Human Rights Watch en Nueva York, ha publicado un informe sobre Yemen titulado: "Una profesión con riesgo de muerte: Ataques a periodistas bajo el nuevo gobierno yemení".